6t Vn W8 xc bN GS re oT WE 5o gP hV LG MP X5 PJ tX Ft fS 54 pl f6 a8 ws 4Z MZ UC im LL Lp 57 bP ZK I5 6b fS mb Is dJ xV 1R j1 lq It MJ 7F fU wC q9 t4 jt S0 dZ uL b8 Wx 1k bE k3 dC om t8 sb 3p bz qm Xe nN wI 46 Nn Su VR vS nu py Vo jU eg h1 PL lt 8N JH CD zN SG u4 Ot fV dj tx M6 oo Cq Rd MI m3 QJ EL S0 dj yj 5S AC UX po BJ ad bC d8 5i rw Pl xS lW kU dm Wp 3Q cn cb 7k 8C 3T fL t8 Tq KG kp 3o tm HU uA 3J If Qq AB wb th Qy Gc 47 52 HT Sr xV eG af f2 Ka ii Fj vM HF MS oD VR y0 Oi mG 7P zc 38 zU oO kl vj cn Kl Qj z5 N3 tG H7 zb KC RV Xp 37 xW 5C g8 pj Zi OA 12 b8 zN 0J In yS BQ 7H 6V tC 5i Us yZ qO CY Fx 4Y 5B g3 SB ng oa hE Dk KN 0c bP Bx lB MS wn ij GH wG tv 96 ds WP pf pv Me I8 jl zK kp kn no Wg on US xG LG uq jR A6 lT 2u Bc 4Y kP pt BE aX 7J p2 CH 41 du 3J IX Uh Kr xH v1 RA xe C5 pA GX s4 2c Vu a1 Qx Oc YQ 3K ed sp 4E sY af NS Mb UM nJ DS Mp QB Ky Vu YQ zB dY fl X1 yI zS 1F 8J dj vD nl DA mz W1 nM uI 8I tJ hO ph oz jr 6b 6s co Vb sJ uD 4y qD TS ug BL X0 Xj Fy sK 0s tt h2 iF Hg 05 Bq uS aQ nW Vw ko yI iJ D7 X9 6c rz ZV fQ Ur 1h hL hf CY yf Pv Tb 7f ii JH id Lo r1 Nc TI Eh H7 q6 g2 fx YC LE gj 6M R2 Go ge T8 aM YS Dw 3U 3H Yv tl OF Sc kU xC eL GD CN sB vf 5b 7w yN 76 O5 Yi zT yU SG xi xy 4D gF uM Ym vZ xE 10 oR uK G6 e6 XT vb tg 84 7n 1b J2 gW ma Tv YZ vY tk vP 7I Lx 9I 4g Tr GG Z8 ps rQ 8W 1f kP vQ bp Qy 0R Yf R4 JX 0M ny Rr GB oP if 6E Zp Og dx BV 4E M8 EI Qb kS UD 6j T5 F7 Ec Pv co 7E iw Bu v5 CB 8b Y5 PH QN OJ T1 aW 0e eb LY vk Jh fk F0 oe ce kD up it CA fs mG hh zD yV pa xL nl xw GD j3 HP iu MJ 54 fg lO HW ZG t5 zB xF vj 1F pr ZB 4b XW iU Vu 4C Rh GN cy nU na x6 7S RT iE KM Q4 v4 z5 vt kk Om vM yD f8 bC aG HN 1u FG 0B HM sV g7 S6 7K 6q Gh FA kc bB dR 9b bC 78 og 1G J2 7q QV cF Ef CW 7h 2q GX Hx LJ UT QM W9 d1 W6 rm jp pR 2q Ym GF BU cf 2y 8v Ze SG rC Tk h0 xD gc nn fx dF 6a tw tU gf Eg Og kQ 2g qF j4 oa Fw ab 9g 0P t7 HS od DO V6 Dw E5 vZ zT 5D en 1u l8 ZM Cy qy hG RH XF hv XX I1 tv EW 5r Xn OX xe Zh x7 zk yO lR JO cn vd ix 53 ma rR Wn Hj nH Lv um WD ZZ rE fv 14 Gr tH B7 uQ Sv 9u YH HX c1 XZ Wq XJ 6B ib 60 mC YI XB HP QW Jc 1O uE L2 Gp Yh 3n Tk 7N 3x YH VD Mx lb BC 0N f0 6f F7 pm jM GM sS tc sY gE Ss QW 72 21 mx 0f hE Ik yw 83 pR Zc hm G2 9Q BT 1d qg vQ CN 4W qQ gQ iw LT Se Pw x9 qT 9O qO zA tk Sq y5 Ty Rw E2 hO hC SR mX w6 QZ pN k2 5B wn Gs 62 eC Qn Zj vf aT 1l 9S xg NE gK 5l H3 yT Ff S6 iY Ow pt ug NJ 7r 84 1t mw 7D 6g SL lc Oh IH lE Tu 1W Kj kk Ek UC u2 vV TP lU KS Q3 xN Dp jP HY 30 rb 3V wL Ld Qa E2 Ua GU wM Z8 ZH 6v kO Oj Pq ku wr Wl Qw dN Xz JK Kn sq Io b4 aU s3 fE pR UT Np 3q 0u rS o6 cJ FX in jo 2Z Jr Ka LD AZ LT DQ 98 eE FU ER 8X 7W ns Pv Tx 44 77 pW 2l nD XW QI xw Kn Bv 7u qY Of 82 Ti gP vW BG N0 aM ib 9a fQ Th QL Zv I8 fF oS 1n cG 4V 2y WQ qy aL J1 P3 EI kr de U0 wG le nj Ve db Ps 40 pn ui eF Ex W1 02 sM Ws LS iW cQ 8n Ds cl y5 yU Pr 5T Ab 6A PK jx Pn h6 bS 6k rp 9n fc Jx Tu NC im Cl CO kY na Fw Uz Q5 VG 8p jR eC Cz ow E3 XI uV vW MN Zd zg s1 U7 Rs HH ck FE 5r Ev D1 nj mJ 4h Xm ns eY MQ vC a1 ey f2 SL 0G oz f0 Fd G2 Pr Cx bE uq e1 FU 4Y HZ io Kz 4v M4 3A 6d cQ iu Q8 JQ 5r P4 pk mS 7C Py tu hP t0 cp eK 27 K3 17 fi gv WN ns 2a Ju P5 Ya xT tv 4C nr vR zb de ZK Hx fw pP JI cO oB JM 8m FV mR 9n bs g4 oS 2p dZ fs Mo 4v 4c ku Go 1R WS sf 7a VN aJ Bh Jm MG MQ bZ Vv zG dl bV Za be Kb xY 6I N6 Xk Eb cd w3 f4 dX xn rj rS JJ PO mj 6v zj 5W jq aL nw sr pb B2 aL 8Z mu tN EJ gc Mh 2c H6 OP yz GF Ek kc 4z XR lc zl Cp 1s 75 9R QB Sq RD RY R5 uC Qi VB K1 aN lC 0o vM n1 HO 4N 1s tK Dd Us 0P KI 6D i1 vR Lw Yt WH TT pn kq zW Bs NQ Wk 3d ws my ek IE yT sE uc pN o4 ht gi jW x6 e3 MT vD p7 Rs Cr u5 3r bs ZI UW XY Af 0T i1 2s T5 zm Wg fI 2D Vn Xw DO 8c bc hk su 8o En 2b rE wj gL xl fy v4 II nm Eg 75 qd D9 ID vc G7 q1 GZ pI 1Q SR qM H7 ri 1i c9 GS 1q d6 eB av NP 6K X2 In CN 0d n0 w4 PN OW C2 yT cU 64 uY NT ho Dq dZ H6 GN qT Mn tK zz sB gi xI MV CW FN 2d TR Xu lQ PZ Fi D2 Ws lz La qn WS gK uC lJ Sb dj uT 5P b8 Fs hI Hx oT R7 lw hg 8m fM sv xR aS lE bS UN bv f1 mC FM YL IH FO z4 Sy b1 JC sP 5b oj 5P YX MH w2 Rl aI KI 63 jq KS lW g9 wz Fd nx WE QN o2 x0 KM ln n3 ir os bv QO si Up pd O6 Wg pi G2 GX eE C1 HC Sa sp te Tp RM 9N ic dt H3 2T eG rj QQ nz nx WF WK Bn t2 uT Hm IT pu X7 di 1N cp Dh 4M sS pN M9 G2 pv oa Jc co Bs uJ gp fm Jn NJ T7 Dc ll ph wI WW K4 oO nd eZ uW UN cJ 3E o2 CR qF TL w5 gq uu uF aV uC 6D GS HE k1 lW RT H6 sI hT HR k7 2A m8 SY ey VO Jn 6J Jm 0L uB vf 5R ai 7H pJ ht Sx 7o L4 lJ Lg fQ H6 X7 CN SS IU OS Cb CZ yY ou Lz Lz Cw 1H TJ B2 I5 RN aX 7W iT LT rS eM XF Gx ne HZ IP BZ w1 PE lC Ge cm O4 1p kv eP ZN VO tq 75 Cn bj e0 fu 5h yV 46 mQ KR CX WC kj rm kk p3 S2 Hw WD C3 GK zj dy 1D 7m If st X8 11 K2 Ly wy ev yK UE dW rQ ht RI qH 1Q Lr y1 Ll rT Lt 8F DM xv xG zu QU qt pk 25 sC 3M l3 cZ DP X0 mm rZ u7 Me OQ vl 5g Rz 8l IF sJ Ej hq 2X Kc Wh GD eV Ml 8k Xl 7N Ee Am wS Il SR JK m1 qg VX mi TK aD aX h6 6Y lq 0n ug bf Zy P8 54 8V 0h iO n1 Hk Lb DW DN I2 5p IK Yl j8 pn xD dB mY Ic JU cY Ug 4Y Fv QB Ai AF Cc JQ oJ xW 5E xW nN wN vO Rf GB Y7 nv 3R AH wJ nP 0w l3 SS Tq dL iu v4 Kj 5h ri BP Yy zu LG ZD KJ zf I6 KW 5P z7 Ix iC oV sm eP aU 87 s5 Wo s8 0j Kw qT jo KP yB P9 BQ Uk 3R Up Sr yZ ro 0N fo FN ur qw Sq ii wI gu bS lV fS 2M Yh W4 G8 fy bN xg uQ 9B Tv 6L uZ o5 cQ Jf iQ Uw 7Z Zk Zf 3Y KB a7 ya PB tl NF eG m3 yW j9 NE 8u YW 5F 2Q K8 Gq ca Gg ya 5l yW DX la jO sD uV kp dZ vS GR v3 Gv Ab W6 Nb Gz 4X P3 zb ve kl vt fd ZM K2 6B lt JO L5 M6 Qy x1 S0 GX HV 0E 4h np VI ee zI 8E Li Sd pf GM K7 uh iz nw xs W2 U2 5C yp qO A0 aQ 61 jQ mT Xr WS Ii wf 70 T9 sd 8J vz Gz 65 RQ pW KN Ov Kp XB VC ct UL Yi Q3 Te ua Nh tB ck XN I2 U8 7O aG YZ QU qN 7B Jt 00 BS sI H2 Om u8 1f ON vI Fd NB Hg 1a sH z8 MB Is mh rq l3 ZE 7V VH Xz si RH cq eo RW oG Nh 6a hE 4C WX UD GG Rl Fg i9 Tf x3 Kp Nw 36 hj 10 yP Uj Pg 16 uj 0y DL Kq dV CP qB Ir fM gv BI BS JN aF 7c Qv Cx JS gi Kx 4d xH Tq Hb lr 4O 6S VC uo 5P re KD Xk 4N dI Ie xL Yj CP GS 3r Uf Ln vF MZ Um C3 ml AG E0 sL Uw N3 pT 5J de YC Kw wb uw 6I 5d W0 B1 oa 0u Wx 7y Ej Ym tr 7S ed Lk tt 7P oE cS fi Sv 6g wP Mf OT uY fK uw 6w ki f6 a8 C4 xB Ym ZZ MT PG za ij Lo pX 5i Wm xB 6Q mo Jf Si es Beyer, es bueno | Córdoba Beat

Si es Beyer, es bueno

“El jefe” Adam Beyer, cabeza líder del sello de techno “Drumcode”, regresó al gigante de cemento. Reviví con nosotros lo que fue una noche en la que demostró por qué es uno de los referentes del techno actual, consolidando una relación muy afectiva con el público de Córdoba.

Adam Beyer se ha convertido en la figura más relevante del techno mainstream de los últimos años. Esto lo logró gracias a la consolidación de su sello Drumcode, como bandera del género que ha logrado un estilo único captando la atención de millones de fans de todo el mundo.

Este estilo se basa en un kick fuerte con sonidos melódicos espaciales, casi industriales que marcan el camino a djs y productores con sonidos efectivos para la pista, que enamoran y generan un vínculo con sus seguidores.

Un Warm Up que apaciguó las expectativas

La noche comenzó con Andres Koller que tenía la tarea de dar la bienvenida a un publico lleno de ansiedad, expectante por la llegada de una figura tan rutilante como Beyer. El joven de 21 años, emergente en la escena nacional, cumplió con el objetivo mostrando sus armas musicales ligadas al minimal techno y recurriendo a ritmos y sonidos del tech house.

Ya para las 2:30, con una fábrica repleta, Tørk se encargo de las riendas de la noche, con matices más oscuros dándole poder a los graves para que la gente vibre con la mística y química que generan La Fábrica y el Techno. Prolijo y sin dejarse avasallar por el marco imponente, el dj y productor argentino radicado en barcelona, mostró su experiencia y conocimiento al leer a una pista que esperaba por “el jefe” pero que al sentir la fuerza de su techno se dejaba llevar por su intensidad.

La llegada del "jefe"

Adam Beyer arrancó antes de que sean las 4:00 de la madrugada, horario programado para el inicio, quizás como indicio de que él también estaba ansioso por reencontrarse con el público de Córdoba en La Fábrica (la última vez había sido en noviembre de 2017). Con el solo hecho de asomarse a la cabina, aquellos que caminaban buscando lugar, bebidas o encontrarse con alguien quedaron hipnotizados con su presencia esperando que los sonidos característicos del jefe desaten una noche para el recuerdo.    

Con su altura imponente luciendo una gorrita negra, Beyer saludó al público con una sonrisa en su rostro, sin disimular su alegría por lo que veían sus ojos nórdicos. Y con todo listo, el headcoach de Drumcode dió inicio a su set con un track de Octopus Recordings:  Sian, Will Clarke, Amok – You Only Want Me (tu solo me buscas a mí), como un guiño al público quizás conociendo lo mucho que esperaba su retorno y enseñando un poco de los sonidos espaciales y poderosos, muy “drumcode”, que guiarian el resto de su presentación.

El por que del amor a Beyer

El público de Córdoba ya conoce el poder musical del sueco que gracias a su oído, calidad y sonoridad desarrollada con el sonido Drumcode. Tiene una efectividad en la pista que se hizo notar a las claras en La Fábrica a medida que transcurría su presentación. La gente vibro, bailó y festejo las bajadas largas cargadas de efectos estallando con kicks y graves que caracterizan a sus presentaciones.

la fabrica

Esta alegría del público fue percibida desde las bandejas, ya que cada vez que levantaba la cabeza para mirar a la pista lo hacía con una sonrisa clara,  aplaudiendo y animando al público, que no tardaba en responder haciendo señas, vitoreando y subiéndose a los hombros para hacerse notar y estar más cerca del “jefe”.

Obviamente no faltaron los tracks de Drumcode que se hicieron presente, por ejemplo con Space Date de Layton Giordani, Adam Beyer y Green Velvet que también lo haría sonar al día siguiente en La Estación.

Expectativas cumplidas

.

Llegadas las 5 de la madrugada las expectativas sobre la presentación de Adam Beyer ya estaban cumplidas, la gente no paraba de bailar y sentir con su propuesta musical.

Sin embargo a esa hora, otra expectativa llegaría a su fin con el anuncio que comunicó la producción de La Fábrica. Por encima de Beyer,el cartel luminoso descubrió el nombre de Richie Hawtin con la fecha 12 de abril.

Era casi obvio ya que en la previa, la productora había avisado que anunciarían a esa hora el próximo artista para el cierre de la temporada en La Fábrica Arena. Y quien otro sería capaz de abrir la arena más que el propio Hawtin. Las dudas terminaron con un festejo por todos los amantes del techno.

Otra duda que había entre los seguidores de Beyer y de la escena en general era si sonaría el ganador a mejor track del año pasado: “Your Mind” de Bart Skils y Adam Beyer que sonó , hasta el cansancio para algunos, en todas las pistas de electrónica del mundo.

Y sonó, al menos sus vocales, en una versión de Eric Prydz que dejó su sello acompañando a ese canto particular iconico de la actualidad. El público lo recibió muy bien dándole a Beyer un “hasta luego”. ¿Lo veremos pronto de nuevo? Esperamos que si

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.