Ecléctico, pesado y contundente: conocé a Marvio, la joya argentina que está resonando en Europa

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Hace unas semanas pasó John Digweed por el país y en sus infalibles sets, generalmente tildados por la comunidad por ser “de otro planeta”, estuvieron presentes dos tracks de este productor proveniente de Quilmes. Adéntrate en la nota y conocé que se tiene entre manos este DJ supporteado por Echonomist, Toto Chiavetta y muchos más.

Mucho se habla en la escena argentina sobre productores de Progressive, House y Techno. Pero poco se trae a colación la impronta que viene teniendo la industria local en cuanto al característico sonido “Innervisioniano” que trajo al mundo Dixon, en el que caen muy bien parados artistas como Ditian, Kevin di Serna y Santiago García.

Es allí donde nos topamos con la sorprendente y reciente aparición de Mariano Disavia, mejor conocido como “Marvio”. Su música, sin hacer escalas, llegó a sellar con labels de DJs de la talla de Dave Seaman, Frankey & Sandrino y Toto Chiavetta.

En este marco, el merecido support no tardó en llegar: Digweed pinchó dos de sus tracks en su última gira, así como también Echonomist los empleó para un podcast de Afterlife.

¿Por qué tanto revuelo? Porque además de la gran calidad de ambas piezas, que forman parte de la fina recopilación llamada “Path Integral”, estas fueron escogidas por John Digweed para ser tocadas en sus fechas de verano.

Por lo general, el nombre de los artistas posee carga de algún valor. En el caso de “Marvio”, está cargado de toda la esencia que lo invoca. Hablamos de un juego de palabras entre su apellido y su nombre. Un alias que, según expresa el propio artista, representa lo “duro”, “solido” y “concreto” de sus obras, que salieron a la luz el año pasado.

Si hablamos de discografía, el bonaerense ya tiene sobre su espalda a “Final Wound”, su primera colaboración con Djolee y que salió en Selador, el label del británico Dave Seaman. Prontamente, y como si fuera poco, lanzó un remix para el dúo “Secret Factory”, de Hungría.

Pero aquí viene la bomba: su lanzamiento de dos originales, acuñados como “Mir” y “Exit? Exist”, en Sum Over Stories, el sello alemán del dúo Frankey and Sandrino.

La gloria no concluye ahí, si no que posteriormente Disavia sella para Borders of Light, el label del italiano Toto Chiavetta. “Es algo muy fuerte para mí porque son productores que respeto muchísimo y me representan”, asiente el productor de Quilmes.

Un poco de aquí, un poco de allá

Como muchos artistas de la escena, Marvio se inicia en el mundo electrónico escuchando distintos géneros avocados a tal. Desde la tempranera edad de doce años, Mariano gozó y pasó por distintas ramas. “Empecé con el Hard trance, luego el Trance y por último el Progre”, asiente.

Javier Ferreyra y Emiliano Folgar fueron sus primeros profesores. “Después estudie con Guido Sava que me abrió mucho la cabeza, más que nada con el tema de la mezcla”, cuenta el DJ.

En tanto, sus primeras escuchas fueron los Resident de Hernan Cattaneo, Digweed, Sasha y Martin García. “Sasha y Digweed son DJs que abren otra puerta a lo musical. Luego empecé a escuchar a Dixon y a partir de allí empecé a abrirme a otro tipo de música totalmente distinta, con un sonido más diversificado que involucraba a productores que no entendía ni conocía”, comenta a Córdoba Beat.

“El primer productor que influyó en mi fue Gui Boratto, productor brasileño, en 2005”, cuenta el argentino. Pero es el sonido “Innervisioniano” el que le termina de ubicarle el GPS a Mariano, ya que como el mismo expresa, Toto Chiavetta, Ditian, Imperieux, Ivory, Mehill, Kevin di Serna, entre otros artistas, que por lo general suelen estar bajo las alas de Dixon, son los primeros que lo hacen sentir más identificado.

Pero es “un poco de aquí y un poco de allá”  lo que termina consolidando a este artista.No consumo mucha música electrónica de lunes a viernes. En mi casa escucho otros géneros. Escucho rock, funk, reggae, trap”, cuenta. “Tengo un track en marcha en el que sampleo un tema de Dillom”, confiesa como curiosidad el DJ a lo que agrega que tiene otra pieza musical que produjo inspirado en Jorge Drexler, escuchándolo un domingo por la noche.

“Si me pasa mucho de escuchar un tema y decir, qué bueno que está, éste determinado momento, o ésta determinada parte del tema y que me lleva a acudir de urgencia al estudio”, manifiesta Marvio. Su cabeza parece no dejar de jugar y en línea con ello trae a luz que también tuvo la osadía de samplear Cristian Álvarez, el mismísimo “Pity” de los Intoxicados”.

Ecléctico, pesado y contundente

La música de Disavia se puede clasificar como ecléctica, con un groove bastante contundente y avasallante. “Me gustan las baterías pesadas, las melodías siniestras así como las amorosas, por así decirlo”, expresa sobre gustos estéticos a la hora de sentarse a producir.  

Como oyente, uno puede discernir que se trata de un sonido distinto a lo instaurado, que puede clasificarse como una especie de House o techno melódico. “Tiene cosas del House, hay cosas del Techno, del Afro. Últimamente estoy incursionando bastante  cosas del Trap”, afirma Marvio sobre los condimentos que poseen sus producciones.

Sus tracks nacen desde su computadora Mac, a lo que se le agrega sintetizadores. Mariano utiliza un synth de Arturia, llamado “Mini Brut 2”, con el que realiza los arpeggios, las melodías y las texturas. “Tengo un Apolo Mini de GC Music, una marca nacional que me encanta”, menciona el DJ. Con ese artefacto nacional, Marvio se encarga de lo rítmico.

En cuanto a software, el argentino comenta que posee muchos plugins, tanto para la parte producción como para la parte de  mezcla. “A nivel producción uso varios VST como Diva, Serum, Bazille, Arturia”, agrega.

Marvio expresa que trata de mantener y darle a su música, su propia impronta. Por el momento no piensa salir de su sonido. “Estoy siempre tratando de reversionarlo y darle distintos matices. Mi idea es que la gente cuando escuche un track pueda lograr identificar que es mío”, afirma con seguridad.

“Yo tengo una banda amiga”

Marvio no es el único protagonista en esto ya que mucha de su inspiración tiene que ver con su amistad con otros productores. Es aquí donde trae a colación a Amancay, un proyecto que comienza con a otros colegas: Djolee, Tiello, Agustin Giri, Last Men on Earth, Emiliano Demarco, Nicolas Parrado, This & That, Xolef y CCINNI, Golden Hour y Francisco Garcia.

Este colectivo lanzó en enero un VA (Various Artists) llamado Ficciones I y cuenta con un original de cada uno de ellos. A su vez, todos estos colegas suyos oriundos de nuestro pais junto a él cuentan ya con el support de Djs como Solomun, Dixon, Tale Of Us, Rampa, Adam Port y Âme.

“Obviamente antes de hacer una colaboración con alguien tengo que conocer a la otra persona, , conocer sus valores, gustos, y me pareció muy agradable (refiriéndose a Djolee). El ya venía haciendo música y me gustaba mucho”, cuenta sobre su experiencia

Da la “casualidad”, que la primera vez que producen algo, nace el track que luego sería publicado por el mismísimo Toto Chiavetta en su sello. “Banco mucho las colaboraciones con artistas, creo que se fusionan géneros e ideas totalmente distintas”, sentencia Mariano.

Una palmadita en la espalda

“El support de Digweed en Buenos Aires y en Córdoba fue espectacular, hermoso, es bastante difícil describir la sensación, tan de plenitud”, comenta sobre lo que pasó hace unas semanas con el arrasante fenómeno Digweed. “Fue como una mano en la espalda que te da tres palmaditas y te dice “seguí así porque venís bien”, lo considero un reconocimiento zarpado y muy grande a todo el trabajo que vengo haciendo”, manifiesta con alegría.

John Digweed en su ultima presentación de febrero en Forja, show en el que sonó “Mir” de Marvio.

Hace cinco años que Disavia viene “metiéndole pata” a la producción, algo que involucra, claro, miles de horas de dedicación, de mirar tutoriales, de aprender y de tomar clases. Como todo esfuerzo tiene su recompensa, Marvio logró ver a miles de personas bailando al ritmo de algo que nació en su propio estudio.  

“La carrera de un productor tiene muchos altibajos, un día sellas un tema estas súper feliz, así como también recibís rechazos de labels porque no es lo que buscan. Te puede pasar que un día te sentas a producir y no te sale nada. Es una montaña rusa bastante marcada. Esto fue como llegar al pico de una de esas montañas. Espero que siga sucediendo”, concluye la joya bonaerense.

Por último, Mariano comenta en exclusiva a este medio que tiene pensado realizar un EP que será lanzado a mitad de año, así como también saldrá un track original de el en un sello muy importante que por cuestiones burocráticas, habrá que mantener en secreto por el momento.

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.