Conicet Córdoba trabaja en una app para Reducción de Daños y Consumos Cuidados

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

El proyecto es presentado por la licenciada y doctora en psicología Belen del Valle Vera, becada del Instituto de Investigaciones Psicológicas IIPsi-UNC-CONICET. La plataforma digital apunta a promover la información de sustancias psicoactivas. La aplicación cuenta con financiamiento de la Municipalidad de Córdoba.

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), a través de su becada la Licenciada y Doctora en Psicología, Belen del Valle Vera, trabaja en el proyecto para desarrollar una aplicación móvil destinada a la Reducción de Daños (RRDD). La plataforma está destinada a usuarios y usuarias de Sustancias Psicoactivas (SPAs) con principal enfoque a aquellas personas que tienen consumos recreativos.

El objetivo de la propuesta es posibilitar el acceso a la información acerca de la farmacología de las diferentes SPAs, con contenidos sobre sus efectos y los riesgos para la salud. Lxs usuarixs recibirán alertas sobre sustancias adulteradas que potencien el riesgo para quienes decidan consumir, la base de datos estará compuesta con datos dentro del mercado local.

Además, esta propuesta por parte del Conicet busca brindar estrategias y pautas para quienes quieran consumir determinada sustancia lo puedan hacer bajo conocimientos y pautas para reducir potenciales daños asociados a su uso. Por último, la aplicación contará con datos sobre los centros de salud de la ciudad y de asistencia profesional, ante cualquier emergencia.

La Dra. Vera comentó a Córdoba Beat que el proyecto actualmente se encuentra en etapa de investigación. Sumando datos por parte de lxs consumidores para delinear el armado final de la plataforma digital. Aquellos y aquellas que quieran participar de este sondeo pueden hacerlo a través de la encuesta creada por la profesional y el organismo científico. Para responder las preguntas pueden ingresar aquí.

El porqué de crear una aplicación, el respaldo local e internacional

La Dra. Belen del Valle Vera es la cabeza de la investigación en conjunto con un equipo de profesionales. Entre ellos se destacan los nombres de los directores Dr. Juan Carlos Godoy (Investigador adjunto del CONICET y docente de la Facultad de Psicología-UNC) y el Dr. Fermín Fernández-Calderón (docente-investigador en la Universidad de Huelva, España).

Fernandez Calderon es un hombre de experiencia dentro de las investigaciones de Reducción de Daños, desde el año 2011 participa Energy Control, una plataforma web española, dedicada a la investigación y testeo de SPAs. El investigador español cumple el rol de asesor dentro de la organización.

Además del apoyo internacional, la Dra. Vera tiene respaldo por parte del estado municipal. La licenciada presentó el proyecto en el Desafío de Jóvenes Innovadores organizado por la Dirección de Juventud de la Secretaría de Gobierno y por el Laboratorio de Innovación Pública y Social de la Municipalidad de Córdoba (CorLab), de la Secretaría de Planeamiento, Modernización y Relaciones Internacionales. 

El proyecto resultó ganador del desafío y se le asignaron $500.000 para el desarrollo de la aplicación.

Córdoba Beat habló en exclusiva con la headliner de este proyecto para profundizar sobre como se motorizó la idea de crear una aplicación para la Reducción de Daños

¿Cómo nace la idea de crear esta app?

Me he hecho muchas veces esta pregunta, y no sé si tengo una respuesta definitiva. Pero creo que la más cercana a la realidad es que sentía muchas ganas de devolverle a la sociedad un poco de lo que habían invertido en mi formación. Estudié en una universidad pública y gratuita, hice mi doctorado también en una universidad pública y gratuita y con una beca estatal (beca doctoral de CONICET). Llevo aproximadamente, unos 8 años inserta en el sistema científico y tecnológico argentino. Un sistema que, debo admitir, es super competitivo y exigente y que, a veces, hace que perdamos de vista por qué elegimos dedicarnos a esto en primera instancia. 

Cuando el CONICET tiene que evaluar mi desempeño, lo hace básicamente contando la cantidad de trabajos publicados en revistas científicas y especializadas. Eso hace que dediquemos muchísimo tiempo al análisis de datos y a la escritura de papers (que rara vez son leídos por el público en general) y que nos olvidemos que podemos, y debemos hacer mucho más con esos datos. Por eso cuando pensé en este proyecto, pensé en algo más aplicado, en dejarle algo “tangible” (y no sólo datos) a la sociedad.


¿Cómo va a funcionar la app?


La app incluirá hojas informativas sobre sustancias psicoactivas, incluidas las NPS (nuevas sustancias -psicoactivas) que circulan en el mercado local. Esta información surgirá de revisiones de la literatura científica, informes y documentación técnica de organismos gubernamentales y no gubernamentales dedicados al estudio

de las causas y consecuencias del consumo de sustancias, de la colaboración con organizaciones y asociaciones dedicadas a la reducción de daños y de la colaboración con profesionales de la salud especialistas en la temática. Se incluirán puntos clave sobre cada sustancia, su estado legal, las características químicas y los efectos farmacológicos y toxicológicos. 

Asimismo, la app contará con información respecto a los efectos provocados por la ingesta conjunta de dos o más sustancias y con un sistema de alertas sobre sustancias potencialmente peligrosas y sustancias adulteradas identificadas en el mercado local. La app ofrecerá también orientación y apoyo con respecto a la reducción de daños cuando se consumen sustancias y contará con información de centros asistenciales y de salud cercanos en caso de emergencia o en caso de requerir asistencia profesional, para lo cual utilizará la geolocalización (GPS) disponible en los teléfonos móviles.

Nos encantaría que la app cuente con otros recursos, como un foro de consultas o alertas personalizadas en función del consumo reportado por el/la usuarix. Pero la realidad es que este tipo de recursos requiere otras medidas de seguridad y requiere de alguien que modere estos espacios, que, hasta que el proyecto no crezca lo suficiente, es imposible vehiculizarlos.

¿Cómo va a estar compuesta la base de datos de sustancias psicoactivas y cómo se recopilan los datos de las distintas sustancias psicoactivas?

– En principio, la app incluirá información general sobre cada SPA. Incluir información específica sobre, por ejemplo, los componentes de una pastilla en particular y armar una pequeña base de datos de pastillas que circulan en el mercado local, es casi imposible. Para tener información de ese tipo, deberíamos poder analizarlas, algo que aún está muy verde en nuestro país, ya que no es legal. Hace pocas semanas, la gente de PAF! (Proyecto de Atención en Fiestas) anunció en sus redes sociales que iban a empezar a analizar sustancias en fiestas. 

Ojalá esta noticia sea sólo la primera de muchas y que PAF! sea el primero de muchos otros dispositivos autorizados a testear en las fiestas. Hasta tanto esto sea una realidad, y podamos contar con un sistema propio de análisis de sustancias acá en Córdoba, la app replicará todas las alertas de sustancias adulteradas lanzadas por PAF! y otros dispositivos similares.


¿Cuál es la demanda de información por parte de los consumidores?

Hace dos años que participo de un proyecto de RRDD inserto en Instagram, “Ni Pega Esto” y allí nos llegan con bastante frecuencia pedidos de lxs usuarixs para que hagamos la reseña de tal o cual sustancia y muchos agradecimientos por la info disponible. Es verdad que también hay mucha demanda por saber si tal o cual pastilla está adulterada. Como ya dije antes, lamentablemente, esto sólo puede responderse mediante el testeo de sustancias, una realidad aún un poco lejana.

 El testeo de sustancias es una herramienta que permite a lxs usuarixs de SPA, conocer la composición de lo que van a consumir y recibir información para aumentar cuidados y disminuir riesgos. Ojalá pronto toda persona consumidora de sustancias pueda acceder en su ciudad a un dispositivo, legal, de testeo.

La realidad es que quienes consumen sustancias, son personas preocupadas por su salud y esto está sobradamente demostrado en la literatura científica. Lo que también está super demostrado, es que la RRDD funciona y salva vidas. Será nuestra tarea que las intervenciones enfocadas en la reducción de daños sean cada vez más aceptadas y pasen a ocupar el lugar que les corresponde junto con otros abordajes como la prevención y el tratamiento.


En el marco judicial, ¿Cómo trabaja la app bajo la ley 23.737?

– Ni la app, ni los espacios de los que participo tiene por objetivo fomentar el consumo de SPAs, algo que está penado por la ley. Nada más lejos que eso. El mensaje va a ser siempre claro y conciso. ¿Cuál es nuestra recomendación? no consumir, porque todo consumo acarrea riesgos (también el de alcohol y tabaco, ¿eh?).

Por lo tanto, evitar el consumo de SPAs siempre va a ser la opción más segura. Sin embargo, sabemos que las personas consumen SPAs, sabemos que consumir, no es sinónimo de tener problemas de consumo, sabemos que la adicción no es el único problema asociado a las SPAs, sino que gran parte de los problemas son de tipo agudo y sabemos que el uso responsable de SPAs es posible, al igual que es posible practicar de manera responsable y segura otras actividades de riesgo para la salud.

La RRDD y, por ende, la app y los espacios de los que participo, buscan cuidar la salud de aquellas personas que deciden consumir sustancias. Por ello, el principal objetivo de la app es brindar información objetiva y útil sobre las SPAs, los riesgos asociados a su consumo y pautas para reducir las potenciales consecuencias negativas asociadas a su consumo. Hasta donde sabemos, brindar información científica y confiable, no constituye ningún delito.


– ¿Cómo fue la recepción por parte del Estado Municipal y en las áreas del Conicet?

El proyecto de desarrollo de la app forma parte de mi proyecto de investigación post-doctoral. En el año 2019, cuando aún me encontraba terminando el doctorado en psicología con una beca Doctoral del CONICET, presenté este proyecto para obtener una beca post-doctoral. En esas instancias, toda postulación es evaluada por un comité de especialistas que, además de evaluar mis antecedentes y mi capacidad para ejecutar un proyecto de investigación, evalúan el proyecto en sí. Si es posible llevarlo a cabo y si sus resultados se consideran relevantes.

 Es muy difícil saber si la evaluación del proyecto generó discusiones internas en las comisiones de evaluación o no, lo único que sé, es que la beca se me otorgó. Respecto a lo de la Municipalidad es un poco diferente. Hace unos meses vi que “La Muni” había abierto un concurso de jóvenes emprendedores. La consigna era, formar equipos mixtos para presentar un proyecto que se inscribiera en una de 4 categorías posibles: economía circular, economía social, economía naranja o nuevas tecnologías y que ofreciera una solución para una problemática de nuestra ciudad. ¿El premio? $500.000 para ejecutar el proyecto. 

Conseguir financiamiento para ejecutar los proyectos de investigación para gente joven como yo, no es tarea sencilla. Por eso no lo dudé ni un segundo. Sin embargo, al mismo, tiempo, jamás pensé que la Municipalidad de Córdoba elegiría financiar un proyecto como este, que, por muchas personas, es visto como polémico. Por suerte, me equivoqué y este proyecto fue, finalmente, fue uno de los que eligieron financiar. Nuevamente, si generó discusiones internas o no, respecto a si es polémico, si fomenta el consumo o no, desconozco. 

Me gustaría creer que no, y que el mensaje que transmitimos al presentarlo fue lo suficientemente claro. La RRDD no fomenta el consumo, sólo busca abordar el tema del consumo de SPAs desde una perspectiva de salud, y no moral, ni judicial. Y me gustaría creer que el hecho de que se financien proyectos como este es el reflejo de que algo está cambiando y que, de a poquito, la RRDD se empieza a escuchar más y se empieza a considerar como una forma más, junto con la prevención y el tratamiento, de abordar el consumo de SPAs.

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.