Una pista como las de antes

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Duró poco el sistema de burbujas en Córdoba Capital para los eventos electrónicos. La segunda fecha de BNP tuvo como condimento especial la vuelta a bailar todxs pegaditos.

La llegada a Forja luego de un prolongado tiempo sin verme en las fiestas tuvo una repercusión importante: no hay más burbujas. Aclaración, nunca llegué al formato burbuja. Ahora bien, lxs ravers que se dieron cita en el edificio de eventos, de barrio Talleres Oeste, se desenvolvieron con total naturalidad, como antes de la pandemia.


 Con entrada fluida, sin esperas, todxs con barbijo hasta una vez cruzado el cacheo de la policía -que también fue fluido- luego de ese límite imaginario la gente se despojo del tapaboca. Como dato de color en toda la masa de gente solo 12 asistentes llevaban sus barbijos. Claro está que a la hora de bailar la mascarilla se vuelve un accesorio a guardar hasta el fin del evento.


Cruzar la línea de la puerta tuvo un peso importante. ¿Ansiedades? Pff aumentaba desde que me bajé del auto. También nervios, ver a un volumen grande de gente era un recuerdo pero esa noche se volvió material. Regresar a un momento que conocemos ampliamente, lo que vivimos mucho tiempo con total naturalidad el sábado, en este contexto, era todo una novedad.


 “Que lindo volver a esto”, le dice unx “manija” a otrx y le señala la pista con la masa de gente mientras suena el live de Mercurio. Ya dentro de la inmensidad de Forja te encontrabas con conocidxs que tampoco se perdieron esta oportunidad de la noche sin burbujas, los abrazos no son la recomendación sanitaria pero ese momento fraterno es hermoso.

Nacionales y locales con la vara alta


La música siempre tiene un gran nivel. Mi compañero Samu Lopez remarcaba hace unas semanas, tras la vuelta a las pistas, la calidad de los locales. Una vara que en Córdoba está muy alta porque lxs DJs crecieron notoriamente en: las elecciones de sus tracks para sets, las producciones musicales y la conexión con la gente.

El show empezaba con el dúo que está en la transición de ser emergentes a consolidarse, ya es casi un hecho para Nacho Varela y Cruz Vittor. Segunda parada para la reconocida DJ, May Seguí, que nos convida en sus apariciones con su ya conocido hybrid set. 

Llegó el momento de los main. Por un lado se presentó Mercurio, productor electrónico que tuvo revancha con el público cordobés tras la fallida fecha en abril. El artista electrónico desplegó una gran intervención con sonidos melódicos y acordes con su guitarra.

El cierre, el final de la noche con la gente desplegada por todo Forja fue para Facundo Mohrr. El DJ de progressive house le dio la potencia que la noche y el público necesitaba, el famoso agite. Y Facu se lo dio, le entregó todo sus tracks cargados en el pen drive para el disfrute de la gente

Si, la noche en un plano macro fue hermosa. Y aquí el momento incómodo de la noche: la división entre las mesas vip y el público en general.

Para ubicar a quienes comparten estos renglones la división de la pista era: Cabina, Mesas VIP con división al estilo burbuja y, vallado de por medio, público con ticket general. Al principio de la noche quedaba muy linda y ordenada la foto, pero pasado los minutos no. 

Lxs asistentes que estaban en las “mesas” se amucharon bien adelante -aprovechando la situación- generando un hueco con quienes estaban en el sector general.  que les quedó muy lejos la cabina, cosa que antes no pasaba. Ahora la foto ya no es tan linda.

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.