Estamos donde haya música electrónica

Dixon y un recorrido por sus travesías hiperrealistas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Una explosión de innovaciones fue lo que nos trajo el 2020 y lo ya transcurrido del 2021 para el mundo de la cultura musical. Dentro de este abanico, la electrónica, tuvo que rellenar el vacío que la ausencia de clubes y pistas de baile dejaron. Revolviendo en esta bolsa llena de novedosas intervenciones, encontramos a Dixon. Este alemán fue uno de los DJs que apostó a las maravillas de la tecnología, realizando por ejemplo, alucinantes shows hiperrealistas.  A continuación, Córdoba Beat te cuenta un poco más sobre esta aventura digital.  

Muchas veces cuando la realidad se limita, la tecnología inventa y rompe con esa barrera. Eso fue justamente lo que estaba sucediendo estos últimos tiempos en el mundo de los beats y las pistas de baile: los innovadores pusieron manos a la obra y apostaron por nuevas y creativas experiencias digitales. 

En este marco, Dixon, el renombrado DJ y productor se ha hecho presente y nos sorprendió con proyectos audiovisuales fuera de serie. Para quienes no conocen a este genio musical, Steffen Berkhahn nació en Berlín en 1975 y tuvo una prometedora carrera futbolística interrumpida por una lesión. Los caminos de la vida lo llevaron a elegir la música y se convirtió en uno de los mejores DJs internacionales. 

Antes de que el mundo de las fiestas y clubes se paralizase, Dixon comenzaba esta travesía digital con su proyecto “Transmoderna”, realizado en conjunto con Âme, otro astro de la cultura electrónica europea y los responsables del club Pacha en Ibiza. Sus intenciones eran claras: presentar un espacio que tuviese el aspecto de una discoteca inmersiva, pero que no se pareciera a nada de lo que conocemos. Por lo que las herramientas audiovisuales debían estar conformadas por un concepto novedoso, que mezclara espacios, luces, figuras y sonidos nunca antes apreciados. Y vaya si lo lograron. 

En el video Ame presenta a cuatro bailarines en una sesión de estudio fusionados con imágenes de inteligencia artificial. Âme expresó a DJ Mag que el objetivo principal era el de incitar al espectador a someterse a “una hipnosis virtual extraña, pero encantadora”.

Transmoderna durante el 2020 presentó una serie de eventos que fueron ambientados con música extraída de EP´s y álbumes de artistas cobijados por Dixon como Trikk, Echonomist, Aera, Ditian, Mehill, Ivory, entre muchos otros que supieron entender y adentrarse a la idea musical hipnótica que tanto caracteriza al alemán dueño del sello Innervisions.

No es lo mismo que una pista de baile, no es lo mismo que estar allí físicamente. Pero la idea va mucho más allá: transformar la experiencia del club en algo inmersivo. En esta “Misión Transmoderna” los DJs colaboraron con profesionales de todo tipo, como con la institución ALYX, artistas visuales como Timur Novikov y la agencia creativa de Berlín Selam X. La intención, dice Dixon, no es entregarse al “romanticismo de los robots” si no que el objetivo real es “descentralizar la creatividad y dejar espacio para evoluciones alternativas del ahora”.

El futuro ha expirado

Abordando este tinte digitalizador podemos tener la vaga idea e interpretar de que este estilo “futurista” es el que estaba identificando a Steffen durante estos últimos tiempos, pero es ahí es donde se equivocan. El futuro para Dixon expiró: “Lo que solíamos considerar como el horizonte de nuestra cultura se redujo al presente, o al parpadeo de un presente parcial, donde las modernidades conocidas y desconocidas se confunden y se confunden entre sí.” comenta Dixon a la plataforma 032c en una de sus entrevistas. 

Transmoderna trata de reinventar lo que consideramos como espectáculo musical, incluyendo sus expresiones centrales: la música, la danza, la moda y las nuevas tecnologías. “Queríamos explorar cómo bailaría la inteligencia artificial después de entrar en un cuerpo humano, y cómo cambiaría la forma en que percibimos el cuerpo humano o la belleza de la escala”, agrega Steffen.

Transmoderna expresa la necesidad básica de nombrar este descubrimiento y el tiempo en el que vivimos. Según Dixon, es un concepto anti-futurista

A muchos se nos pasó de largo que la digitalización fuese a terminar en un horizonte de eventos. Claramente el alemán no fue el único ya que hay que traer a colación que plataformas como Beatport o Burning Man también presentaron sus clubes de realidad virtual. La tecnología como herramienta siempre estuvo allí, pero como ambientalización de los espectáculos digitales se había escapado.

La travesía digital continúa

Esto no el fin queridos lectores: cuando decimos que Dixon parece estar entusiasmado con esta nueva propuesta, lo decimos en serio. Bajo su paragua de Transmoderna, en conjunto con Beatport, Nordstern Basel y la Fundación Beyeler, Dixon trajo en abril del corriente año una experiencia en streaming donde el icónico edificio del Museo de Arte Suizo se transforma en una obra de arte hiperrealista.

¿Sorprendidos? No realmente, sabiendo que Steffen ha demostrado con todo lo recién mencionado tener la capacidad de combinar el mundo real con lo digital. El 3D mapping, la realidad aumentada, los hologramas… Cuanta tecnología nos hemos estado perdiendo.

Esta producción fue obra del equipo creativo de Transmoderna, formado por los artistas expertos en inteligencia artificial Sofia Crespo y Feileacan McCormick, la artista multimedia Sabrina Ratté y el artista digital Aaron Jablonski.

Con Dixon como una figura 3D hiperrealista, este último streaming cuenta con una hora en medio de una galería de arte completamente digitalizada donde se fusionaba un entorno 3D ficticio con las obras de arte de la colección Fundación Beyeler, algunas, con más de 100 años de antigüedad. 

El impacto de la inteligencia artificial ha tenido grandes consecuencias positivas hasta la actualidad, pero como con toda la tecnología, “debería tener una fuente o filosofía humanística, de lo contrario, utilizarán la tecnología de forma incorrecta. Tenemos que dar a los algoritmos una conciencia, de lo contrario, es solo una computadora de aprendizaje rápido” concluye Ame, compinche de Dixon en este proyecto.

Si te gustó esta nota podés aportar a este proyecto que es Córdoba Beat. Esto nos permitirá seguir creando contenido sobre la música electrónica de Córdoba, Argentina y el mundo. ¡Invitanos un cafecito!

Invitame un café en cafecito.app

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.