Estamos donde haya música electrónica

Demuir: “lo único real es el underground, lo comercial va y viene”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Son pocos los DJs que tienen autoridad suficiente para hablar de esta industria. Uno de ellos es Pierre Demuir. Nos encontramos con él en una charla única, llena de conceptos y reflexiones para entender la escena electrónica de hoy. 

Demuir

Vivimos en tiempos veloces, en los que el consumo se acelera día a día y genera un vértigo donde todo debe procesarse, empaquetarse y digerirse instantáneamente. Todos los rubros están a merced de las reglas del mercado y la música, o la industria cultural, no está fuera de esa lógica.


Demuir es un DJ y productor que viene de larga data. Comenzó con la música apenas de adolescente y se enamoró de la música electrónica y el djiing luego de ver en su Toronto natal a Derrick May, DJ Sneak y Mark Farina en el famoso club Industry.


Viajó por el mundo con su música y forma parte de esta industria desde que estaba en pañales, por lo que estamos en frente de un artista que lo ha visto todo. No por nada se pudo ver identificado con la mirada crítica que tuvo Phil Weeks para con la escena electrónica mundial, en una entrevista con Córdoba Beat. Tanto, que se sintió casi en la obligación de dejarlo plasmado en un track.


No pudimos hacer otra cosa que ir a buscar su testimonio, en el que claro que aprovechamos para tener una extensa charla sobre la escena electrónica actual, el sentido comercial que ha tenido la música en los últimos años, el rol de las redes sociales y el exceso de promoción y más. Demuir nos recibió por videollamada en su estudio de Toronto, de forma muy amable y con una predisposición digna de admirar. Sus reflexiones, en esta entrevista.

demuir 1

Demuir: “No tenés habilidades, das asco”

– ¿Cómo se hace para separar el trabajo musical de la promoción en redes sociales, que es necesaria para mostrar tu trabajo, pero a la vez sin exagerar? ¿Cómo se maneja esa dualidad?

– Las redes sociales son una herramienta donde podés controlar lo que vos quieras que la gente vea. Si querés ser un artista falso, podés generar una gran cantidad de contenido sobre ser falso. Cuando llegue la hora de tocar, el público va a saber quién sos realmente y eso es a lo que creo que Phil estaba apuntando. En mi caso, fue sólo un ajuste. Yo vengo de un tiempo en el que no había redes sociales y ahora que ya están acá, de hecho, me gustan porque puedes dejar que la gente vea ciertas cosas que antes no podía ver de vos como artista. En esta habitación, en el estudio, todo el día hay cosas creativas que están pasando y que ahora puedo compartir a través de las redes sociales. Es un equilibrio, no creo que sea necesario compartir todo. Yo decidí usarla como una herramienta, otra gente desafortunadamente eligió usarla como una herramienta para generar una percepción falsa de quiénes son y de qué es real. Creo que es una pérdida de tiempo pero desafortunadamente hay cosas en nuestra industria que le dio esa credibilidad. Vos, que sos periodista: nunca pensé que íbamos a estar en un tiempo donde la gente dice “si lo publica TMZ es verdad”. ¡¿Qué?! ¡ TMZ es un diario sensacionalista! Hubo un tiempo en el que New York Times, Washington Post, Wall Street Journal eran medios de comunicación creíbles, los que tenían la mayor credibilidad y ahora es TMZ quienes tienen la verdad Harvey Waistein era un abogado, se convirtió en empresario de los medios de comunicación y ahora es un periodista respetado. Es increíble.

– En este punto, ¿crees que el público tiene algo de responsabilidad en esto? ¿Crees que se baja la vara de la calidad y las exigencias a un artista?

– Acá hay una cuestión y es el poder del marketing. El gran objetivo del marketing es dar una percepción y hacerla real. Si tenés a París Hilton mostrando fotos pretendiendo ser DJ, vivimos en un tiempo ahora en el que, como el marketing es tan efectivo, van a querer pagarle 40 mil o 50 mil euros en Ibiza para montar un show falso. Hay un video en YouTube en el que la mezcla se arruinó, ella no sabía qué estaba haciendo y un tipo tuvo que subir a arreglarlo. Vivimos en un tiempo en el que perdonamos y permitimos eso. Con respecto a la pregunta creo que sí, esencialmente bajamos la vara, pero no creo que sea por el público. Es por la muy bien organizada promoción y medios, ciertos sellos discográficos e incluso representantes y agencias de representación aceptan porque sólo intentan buscar un rédito económico rápido. Lo que no pueden parar, como dijiste, es la calidad. El público eventualmente se dará cuenta y es por eso que ahora vemos a estos DJ perdedores de EDM comercial intentando volver a lo underground, porque su tiempo ya se acabó. Estoy seguro que hay una audiencia para el EDM comercial y está bien, sólo quédense ahí y hagan sus cosas pero no intenten volver ahora diciendo que son un artista completo. Eran parte de una historia de horror que permitió que los medios y los managers falsos hicieran que suceda esto, porque así eligieron publicarlo. No era sobre las habilidades o la calidad de la música sino sobre el impacto inmediato, la percepción de que sos una estrella pero no lo sos. No tenés habilidades, das asco.

– Ahora incluso podemos ver a DJs “underground” intentando copiar las estrategias que tienen los DJs “comerciales”… 

– Si, es muy interesante, creo que tienes un punto muy válido, ciertamente hay esta cosa en el underground. Cuando digo underground me refiero a lugares donde realmente puedes escuchar buena calidad de house o techno en una mayor escala. Y cuando me refiero a EDM comercial apunto a DJs cursis como Steve Aoki, Martin Garrix, Marshmello, música realmente cursi, aburrida y estúpida. Creo que por la ostentación y el glamour falso que estos DJs consiguieron, con un marketing efectivo, en el underground tenemos algunos intentando replicar eso y todavía ser legítimos. Por eso hacen cosas estúpidas como inflar streamings, comprar seguidores, comprar suscriptores de YouTube, inflan sus SoundCloud. Todo eso es innecesario porque al final del día la gente sólo quiere escuchar buena música pero hubo un momento en el tiempo donde uno dijo “podemos vender las cosas tan efectivas que podemos hacer que la gente crea realmente que esta es la verdad de la música underground”. Es triste ver a muy buenos artistas underground sintiendo que para poder competir tienen que comprar su lugar. No hacen nada y siguen creando mierda falsa. Creo que el término formal para esto es “aprobación social”, como sociedad estamos condicionados por eso. Todos lo hemos hecho: hacemos click en un link de un track, nos damos cuenta que tienen 100 reproducciones y decimos “no, no puede ser tan bueno”. Pero si lo inflo y ahora tiene 10,000 reproducciones, la gente va a creer que debe haber algo bueno en esto. Afortunadamente nunca lo hice porque tengo valores de integridad y mi música habla por sí mismo. Me río todo el tiempo cuando veo estos tipos con todas estas grandes firmas de representación gastando 10 mil dólares en relaciones públicas. No hace falta hacer eso.

demuir 2

Lo comercial, lo underground y la fina línea entre los dos..

– Antes la línea entre lo comercial y el under estaba bien marcada. Ahora hay DJs comerciales que están volviendo a lo “under” y DJs que vienen del under están replicando las mismas estrategias que lo comercial. Se borró ese límite. ¿Cuándo crees que pasó esto y porqué?

– ¡Si! Creo que puedo decirte exactamente cuándo pasó. Retrocedamos un poco y quiero ser claro en esto antes de que los trolls salgan a tildarme de ignorante: hubo algunas personas que hicieron el cruce de lo comercial muy bien. Daft Punk es el ejemplo número uno de quienes dijeron “ésto es lo que nosotros somos, ésta es nuestra música y queremos lograr que efectivamente se pueda empaquetar de una forma en la que sea más consumible en un nivel comercial”. Creo que fue a principios del 2000 y luego con el disco en el que participó Nile Rodgers y Pharrel Williams (NdR: Random Access). No amaba esa música pero tampoco los odiaba porque todavía tenían las raíces en referencias underground. No borraron nada de eso. El punto de inflexión con la creación del EDM comercial, cuando realmente se pudrió todo, fue cuando una compañía llamada SFX Entertainment decidió involucrarse y dijo: “no vamos a llamar a eso música house sino que la vamos a llamar Electronic Dance Music”. Vamos a etiquetar esto en un nivel “Vegas” para la gente norteamericana. Quien sabe, quizás tuvieron las mejores intenciones. No lo creo realmente pero como cualquier persona inteligente de negocios vieron una gran oportunidad, millones de dólares por año. Le dijeron a la gente que le iba a gustar y trajeron a DJs con cascos en la cabeza que pusieran música más consumible. En un momento empezaron a etiquetar en Beatport al EDM y ahí fue que dije “listo, yo me voy de acá”. Fue alrededor del 2008. Recién en 2019, cuando Marshmello apareció tocando con una máscara del coronel de KFC, fue cuando la gente empezó a darse cuenta que todo esto era falso. También cuando SFX empezó a vender sus acciones. Pero ya está, ya no me importa. Hay gente que escucha EDM comercial y si querés ponerte a la altura de Steve Aoki es porque eres un perdedor.  Lo que le hicieron a la cultura es imperdonable. 

– Es curioso porque en la entrega de premios de Mejor DJ de DJ Mag, David Guetta tocó un set lleno de música de lo que se consideraría “underground”, es decir que está “volviendo a las bases”…

– Sí y tengo respeto por el primer David Guetta. Recuerdo verlo tocando con tres o cuatro bandejas en Ibiza, tocando la historia verdadera, creando una base sólida. Realmente no sé qué le pasó. Ven una oportunidad comercial como una manera de expandir sus horizontes. Creo que primero que nada es una cuestión de dinero. Él mismo ha dicho que el underground no tiene demasiada fuerza para llegar a las masas y yo quedo “¡¿Como?! ¿Qué carajo estás diciendo? ¡Venís de ahí y ahora estás diciendo esto!”. Él se ve a sí mismo como un salvador, que puede volver al underground de la misma forma en la que Daft Punk lo hizo y dárselo a las masas. De nuevo digo que quizás tuvo la mejor intención pero es infortunado que suceda con gente como David Guetta, Swedish House Mafia, que son gente de la cual amé su música en sus primeros días, creo que eran innovadores y progresistas, pero algo pasó. Creo que la jugada que están haciendo de volver es que pueden ver un horizonte, como muchos de sus pares en el EDM comercial, en el que no ven mucho futuro y tienen que legitimar lo que hicieron. Es parte de la misma jugada pero desafortunadamente sigue jugando el mismo juego. Yo he hecho sets para DJ Mag y amo su trabajo pero esa encuesta es una maldita broma. Todo el mundo lo sabe y se ríe de eso.

– Y acá entra lo que hablábamos del mercado, lo impuesto…

– Nadie dice ”dame un poco de música comercial, un poco de Martin Garrix, dame gente que no pueda ser DJ”. La gente real dice “¿cómo es que Derrick Carter no está ahí? ¿dónde está Mark Farina? ¿dónde está Phil Weeks o DJ Snake?”.

demuir 4

Los vicios de la industria y el futuro

– En la entrevista, Phil también menciona que hay DJs que sólo están por la droga, la fiesta y las mujeres. Antes eso existía pero era un combo con la música, ahora es sólo fiesta, sólo drogas..

– Sí, en todo rubro artístico hay de esa gente. Está claro que un David Guetta en Tomorrowland te va a parecer genial con un set pre-grabado y está bien hacer eso si quieres pero la cultura verdadera va a decirte que tienes que estar comprometido con tu público, tienes que tocar con y para ellos. ¿Cómo podés hacer eso cuando cuando tu primera prioridad estar de fiesta, drogarte y tener sexo con un montón de chicas? Algo que Phil dijo fue que hay gente que ya está quemada luego de cinco años máximo. No es algo glamoroso. No me malentiendan, en el underground también hay una cultura de drogas pero hay reglas implícitas y silenciosas para eso. Si sos un DJ que tenés muchas habilidades quizás podés tomar tu una pastilla y tocar. Hay ciertos DJs que pueden hacer eso, que pueden fumar un montón de hierba y tocar pero lo que Phil dice es que hay gente que toman cocaína, fuman marihuana y suben drogados a tocar por que tienen el set pre-grabado y porque le estás pagando 10 mil euros a alguien para que te promocione efectivamente. En ese momento no te empieza importar, pones toda tu energía en creer que eso está bien, en un aspecto del marketing, en vez de pensar en tus habilidades para el set.

En ese sentido, creo que el EDM comercial ya está en sus últimas etapas. Lo bueno de todo esto es que, a raíz del EDM comercial la gente pudo ver lo que era la música real, la música underground. Escuchan eso pero se dan cuenta de que hay más y se introducen en otros tipos de música.

– Con este contexto de música comercial y el mercado, ¿cómo ves el futuro? ¿Ves que puede cambiar? ¿Lo podés ver de forma positiva?

– Me gusta describirme como una persona positiva pero también soy muy real con lo que pasa. Eso no me hace una persona negativa necesariamente. Es real y está pasando, no lo puedes negar, está ahí en video. Pero sobre el futuro soy positivo. Pienso que la pandemia fue algo bueno para que muchos artistas cómo yo continúen trabajando y publiquen buena música, que respeten el arte y la música. Creo que estamos más empoderados que antes. Cuando empezó la pandemia yo continué trabajando. Tengo más opciones también financieramente hablando como Patreon, dónde puedo ofrecer contenido exclusivo para la gente que me apoye y así tener fans más leales como resultado. Sobre el futuro post-pandemia creo que siempre va a haber estas cosas de consumo rápido pero también habrá gente descubriendo otra música de calidad. Todos podemos cumplir un rol positivo en eso. Los artistas tienen que entender y aprender que no necesitas jugar el juego que ellos hacen para llegar, como tener un presupuesto de relaciones públicas enorme o tener 5 mil dólares ahorrados para salir en la portada de alguna revista. No necesitas eso porque la tecnología hoy permite conocer a cualquier persona y encontrar tu buena música. Lo he probado y funciona. Pienso que en los próximos tres a cinco años van a haber fiestas locas como eran en los años 20. La gente tuvo tiempo de hablar consigo misma, pensar en cosas mejores. Al final hay más recompensa para la gente que se mantuvo real que para la gente falsa. “Toda la cosa falsa”, como Phil decía. Cuando hizo la entrevista con ustedes dijo que llevaba 20 años viajando alrededor del mundo; él lo vio todo y las cosas van y vienen. Lo único consistente es el underground, las cosas comerciales van y vienen. 

– Hablando de futuro: ultimamente vemos a la música electrónica mezclarse cada vez mas con otros géneros. De hecho, los Martinez Brothers están haciendo cosas con el reggaeton…

– ¡Si! Creo que toda experimentación es buena. Toda la base del reggaeton viene del Dembow, que es un ritmo dancehall de los 90. Es increíble lo que hicieron desde sólo un beat. Lo mismo pasó con el Freestyle, que viene del beat Planet Rock (NdR: del DJ legendario Afrika Bambataa). Creo que está bueno cuando los artistas se vuelven experimentales y hacen y descubren otras cosas. Buenas cosas surgen de eso accidentalmente también. Es bueno no ir con la corriente, hacer cosas nuevas. Si el reggaeton se mezcla con el house, lo apoyo.

– ¡Muchas gracias por tu tiempo Pierre!

– ¡Gracias a vos! ¡Gran entrevista!

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.