Estamos donde haya música electrónica

She Teiks, techno cordobés y latino

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

El dúo es parte de la cultura viva de la electrónica de Córdoba. Su trayectoria las vio moverse por cada rincón de la escena nocturna de la ciudad. Conocemos al dúo con sonidos del techno ácido en las tierras cordobesas.

Foto: Festival GRL Power

Las formación de representantes, referentes, iconos de una escena nacen en las bases de los movimientos. Se conocen en la motorización y creación de los espacios, están en las locaciones como parte de los staff hasta que una idea lxs rompe, lxs incita y ubica en las cabinas, escenarios, pantallas.


Dentro de estos recintos nació She Teiks. De habitar diferentes lugares que tiene nuestro nicho electrónico en Córdoba y también aquellos que nutren la diversidad de nuestros oídos. María Belén Galliano Sosa y María Paz Artundo (Pompi) son parte de viva historia de nuestra cultura. Parte del Ojo Bizarro, parte de Dorian Gray, parte de Casa Babylon, parte de Club Berlín, parte de Undertones, entre tantos ciclos y clubes.

Si vamos al inicio al “big bang” de She Teiks empieza en uno de los lugares emblemas del under cordobés. Bel y Pompi se conocieron en una de las noches del Ojo Bizarro. Aquel lugar que recibía a clubbers después de hora, una invitación a quienes querían luz natural para volver a sus casas.

La mayoría de las ocasiones para llegar a la electrónica de pista llegamos a una parada anterior donde preparamos el oído para los sonidos de raves y clubs. Artistas como The Chemical Brothers, Daft Punk, Fatboy Slim o Jamiroquai nos esperan en la sala anterior. Lo mismo le pasó al dúo cordobés  que encontrar en estos grandes artistas 

“Conocimos a la electrónica gracias a Dorian Gray porque trabajamos en Santa Kitsch.” cuenta las artistas. En ese tiempo Pompi ponía pop junto a Frasco. Por otro lado Belén se encargaba de las visuales primero los sábados dentro de la “Santa” y luego la llamarían para los viernes que era dedicado cien por ciento a lo electrónico de pista. 

Dorian fue el lugar donde se ideó la dupla, dos pibas poniendo música. “Nos encontramos en la mayoría de los eventos y nos pusimos a conversar sobre hacer un dúo. No era común que dos chicas se subieran a la cabina.”

La presentación de She Teiks llegó en una fecha de Undertones, donde el dúo era parte de la producción. El ciclo fue un trampolín para Pompi y Bel que deseaban hacer crecer su nombre. Un proyecto que recorrió distintas pistas como Casa Babylon, Dorian, Club Berlin, entre otros lugares.

A medida que el nombre de She Teiks iba creciendo también iba creciendo la profesionalidad de ambas. El paso siguiente a mezclar fue empezar a producir. Uno de los primeros tracks en tener un sello discográfico fue el remix a Mallmann de Pedro D’alessandro.


El avance sobre la producción de música electrónica las llevó a crear su primer álbum, “Ácida”. Lanzado en 2017 por el sello Playground Records. Para 2019, Belen y Maria Paz lanzan un EP con el nombre “Quiero” dentro de la plataforma discográfica Dengue Dancing. Dentro de ese mismo año lanzarán “Traff”, su segundo EP.


Ser parte de la cultura en movimiento de la ciudad lleva a conocer a distintos artistas. Conectar con personajes que están por fuera de la electrónica para unirse y crear nuevos formatos. En 2020 She Teiks une su sonido techno con tintes ácidos a la voz de Pancho Valdés, vocalista de la banda Valdes. De esa conexión musical nació “Quema”.

De las raíces de la cultura de Córdoba tenemos a un dueto que llevó los sonidos por toda la ciudad, el país y también el mundo. She Teiks es el proyecto que baila en un club under, en un escenario principal de un festival convocante, en crucero en pleno alta mar. 


El duo de mujeres pioneras en este formato. Pompi y Belén unieron dos personalidades en un sonido que hace bailar al público con techno latinoamericano. Seguramente el libro de historia de nuestra escena las tendrá con su capítulo en la creación, producción y musicalización de las pistas cordobesas.

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.