Estamos donde haya música electrónica

Antrim denunció que un sello peruano robó contenido musical propio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Según detalló el DJ, una discografía radicada en Perú llamada “Welcome Records” tomó un remix y un edit suyo y, sin ningún tipo de permiso, empezó a comercializarlos en la plataforma de venta Beatport. El artista nos contó que ya tomó cartas en el asunto.

Situándonos en la visión más incrédula, la pulcritud y ética de los músicos son elementos de naturaleza incierta. La lista de casos de plagio musical en la contemporaneidad es interminable, sin tener en cuenta la práctica del sampleo que no es considerada plagio, sino una práctica bastante común. Pero lo que le sucedió a Guillermo Cornejo (alias Antrim) fue más allá: directamente fue un robo descarado de su contenido. 

El martes 13 por la madrugada, el reconocido DJ y productor cordobés denunció en su red social Facebook que la discografía “Welcome Records”, radicada en Perú y fundada en 2016, habría hecho plagio de dos de sus contenidos. El primero se trataría de un remix no oficial que hizo del clásico de Röyksopp , “Running To The Sea” y el segundo, una edición de “Bonobo – Linked”. 

Ambas producciones se estarían comercializando en Beatport, sin ningún tipo de permiso concedido por parte de Guillermo. El DJ afirma a Córdoba Beat que es la primera vez que algo así le sucede. “Me entere por un fan que me paso un link de Beatport exponiendo que tal vez me habían robado el trabajo, cuando entre a revisar, no solo era cierto, si no que encontré otro trabajo mío robado” comenta Antrim.

Es así como tristemente el plagio es cometido: se presenta una obra, en este caso tracks, como propios cuando realmente no lo son. Recordemos que especialmente en el mundo de la electrónica, el plagio puede resultar algo muy subjetivo. Hay una finísima línea entre una idea original o, incluso, inspirada y el plagio es muy difuso. Pero otra cosa es un robo insolente, como le sucedió a Cornejo. El dueño de esta discografía, artífice de este “copy – paste”, figura con el nombre de “Nathan Alcant Mederos”.

Antrim envió una denuncia a Beatport, pero expresa que duda que se pueda hacer algo, ya que al ser trabajos no oficiales, no posee los derechos para exigir que se eliminen.Este tipo de actitudes se llevan un total desprecio de mi parte, es algo que no se tolera en la industria de la música. Cada tanto suelen aparecer algunas situaciones similares, pero no en tal magnitud y descaro como en mi caso” concluye el cordobés.

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.