Estamos donde haya música electrónica

Boliches y salones de fiestas podrán funcionar como bares

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

La Municipalidad autorizó de forma excepcional a que boliches, salones de fiestas y peñas a funcionar como bares o restaurantes. Aún sin música en vivo, la medida se presenta como una salida laboral para estos espacios.

bares boliches
Foto ilustrativa.

La Municipalidad de Córdoba, a cargo del intendente Martín Llaryora, comunicó ayer que se otorgarán habilitaciones a boliches, discotecas, salones de fiestas, salones de fiestas infantiles y peñas para trabajar como bares o restaurantes.

El acuerdo fue alcanzado luego de conversaciones entre la Cámara de Salones de Fiestas y Eventos de Córdoba (CASAFIC), la Cámara Empresaria de Discotecas y Afines (CEDYACO) y la propia Municipalidad. La medida llega luego de seis meses de inactividad en el sector, que sufrió la pandemia como pocos rubros.

La nueva medida establece que la Dirección de Espectáculos Públicos podrá autorizar a estos lugares a desarrollar la actividad de “Bares o Restaurantes, con o sin elaboración propia”. Esta habilitación tendrá carácter de excepcional, transitoria y revocable y aclaran que los establecimientos deberán cumplir con el “Protocolo para Establecimientos Gastronómicos de Bares y Restaurantes” elaborado por el COE.

Por otro lado, también se resolvió otorgar a los empresarios del sector el beneficio de abonar ciertos impuestos (Inmobiliario y Automotor, cuotas 4 a 11 y 2 a 5 respectivamente) a través de la prestación de servicios a futuro.

Cabe aclarar que este nuevo anuncio aún no contempla la posibilidad de ofrecer música en vivo tanto en bares como restaurantes, por lo que los DJs y musicalizadores continúan sin poder trabajar.

reunion umc muni

La situación de la música electrónica

Si bien parece una noticia auspiciosa para muchos de los boliches y discotecas de la ciudad, la situación de la escena electrónica no cambiará demasiado, por lo menos a corto plazo. Quizás el motivo central sea que en Córdoba casi no quedan boliches -clubes- de música electrónica.

Los productores de eventos de música electrónica ya hace tiempo apostaron por las fiestas masivas, que convocan a grandes cantidades de público, a la vez que demandan enormes producciones. Con el tiempo, los boliches propiamente dichos fueron desapareciendo, como fue el caso de Club Berlín, que a principios de este año anunció su cierre. 

Situación similar vive Frida Room, que en otros tiempos fue receptor de grandes artistas electrónicos en formato club pero que en 2019 detuvo su marcha, aunque no fue anunciado ningún tipo de cierre.

Por el lado de Fruta, en contacto con Córdoba Beat, aclararon que el establecimiento ya contaba con la habilitación para funcionar como bar, además del permiso para actuar como boliche, por lo que la medida no afectaría directamente. De igual manera, comentaron que están realizando refacciones en el lugar para presentar una nueva propuesta en forma de bar frente a la pandemia, pero piensan en que la oferta quede disponible una vez que el boliche vuelva a la actividad como tal.

Basement, otro de los boliches electrónicos que mantiene la esencia club, tiene una idea similar en mente: funcionar como bar electrónico. Pero aclaran que comenzarán con la actividad una vez que esté autorizada la música en vivo, que en este caso estará a cargo de DJs de la ciudad.

Con la mirada optimista, se piensa que para finales de septiembre o principios de octubre pueda haber novedades con respecto a esto. Por el momento, los boliches comienzan a pensar en su reapertura, reinventados.

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.