Estamos donde haya música electrónica

Adiós a Belle Epoque

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

El club ubicado en el centro de la ciudad de Córdoba anunció el cierre definitivo de sus persianas. Luego de 11 años de habitar la cultura cordobesa, este mítico espacio albergó múltiples propuestas artísticas y fue icono de la escena underground.

Ya es oficial. La taberna, como le decían amistosamente a Belle Epoque, ya no estará en la noche cordobesa.

Por más de una década “La Belle” abrazó a la cultura de la ciudad desde una perspectiva heterogénea en su propuesta. Música electrónica, Indi, Disco, Rock, Pop, Reggaetón, Música surf, Rockabilly. Infinidades de géneros de música con propuestas underground fueron parte del local ubicado en la calle Lima al 300

“Todo tiene su final, nada dura para siempre”, empieza el comunicado citando a H. Lavoe. a través de su cuenta de  Instagram de Belle Epoque los dueños anunciaron el cierre con una extensa descarga con alusión a la trayectoria y el cariño recibido por el público asistente.

Ver esta publicación en Instagram

"Todo tiene su final, nada dura para siempre"... (H. Lavoe) Estas palabras van dirigidas para la familia bellepoquense, a todxs aquellxs que estuvieron cerca y fueron parte de esta increíble aventura. Es muy difícil escribir estas líneas. Pesan muchos años de amor y trabajo para poder expresar en palabras el profundo dolor que nos provoca bajarle la persiana a este maravilloso proyecto por motivos de fuerza mayor. Realmente estamos muy tristes. Fueron 11 años incansables de producción de espectáculos y gestión cultural para resaltar, momentos inexplicables y únicos que quedarán en la memoria colectiva de todxs aquellxs que alguna vez se acercaron a compartir una experiencia junto a nosotrxs. Lamentablemente hicimos todo lo que estuvo a nuestro alcance para mantener vivo el club, pero se hace imposible sostener un espacio con un gobierno ausente. De parte del Estado nacional, provincial y municipal no hubo ningún tipo de ayuda, ni excensión impositiva, ni recurso de amparo, ni salvataje económico, nada, absolutamente nada. Son miles y miles de personas las que quedamos desocupadas, de la noche a la mañana. De todas formas, nos vamos con la frente en alto, sabiendo que lo dimos todo, no nos guardamos nada. Siempre anteponiendo el corazón y el sentimiento por sobre todas las cosas, exaltando el mismo código de tolerancia y respeto desde el primer día. Aprendiendo de nuestros errores sobre la dinámica del trabajo, tratando incansablemente de mejorar y superarnos. Pedimos disculpas si alguna vez no estuvimos a la altura, nunca quisimos ofender a nadie, todo lo contrario, el club fue un espacio de contención y encuentro muy herterogéneo, habitado por generaciones, identidades y colores de todo tipo. Son incontables los momentos vividos. infinidad de shows, fiestas, jornadas inmensas de producción dando el 100% para que todo se realice en tiempo y forma. (Sigue en comentarios)

Una publicación compartida de Club Belle Epoque (@clubbelleepoque) el

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.