Lost & Found cumple 8 años y lo festeja con dos bombas de Guy J

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

El fundador y dueño del sello lanzó hoy “Beast Of Sea”, el release n° 70 del label para festejar un aniversario más. El trabajo consta de dos original mixes del DJ y productor israelí.

Si de sellos consolidados hablamos, sin duda Lost & Found entra dentro de esta lista. El label de Guy J es una referencia del sonido progressive house aunque también explora el melodic house y no le esquiva al techno.

En esta ocasión es noticia porque esta semana cumple 8 años de su primer lanzamiento, el 23 de julio del año 2012. Aquel EP debut fue obra del propio fundador del sello y se llamó “Lost & Found”, para honrar el nombre del label (un original mix y un remix de Guy Mantzur y Sahar Z). El track homónimo -Lost & Found- al día de hoy continúa siendo una gema del “progre”, al punto que luego de ocho años sigue en el top 10 de los más descargados de Beatport en el perfil de Guy J.

“Beast Of Sea”: el n° 70

Para el festejo, Guy J se tenía preparado una bomba y llegó el día. “Beast Of Sea” ya está disponible para descargar, exclusivo en Beatport, y consta de dos original mixes del propio productor oriundo de Israel.

Y no es cualquier EP: además de festejar 8 años, el release configura el número 70 de la lista, porque siempre es grato conmemorar cifras redondas. Pero se le suma el aliciente de que había mucha expectativa por el lanzamiento. “Beast Of Sea” y “Catfish”, los dos cortes, venían sonando fuerte en distintos streamings de Guy J, a la vez que los tiró en algunas presentaciones previo a la pandemia.

El sonido de Guy es muy reconocible y más aún por sus fanáticos/as, es por eso que su publicación era muy esperada. “Beast Of Sea” se presenta como el más agresivo de los dos. Tiene un sonido pesado, groove potente y disparos de sintetizadores que son realmente penetrantes. El Guy J oscuro.


En “Catfish”, segundo track, encontramos algo más melódico y amigable. Tiene la profundidad propia de Guy J, claro, pero la presencia de loops melódicos y acolchonados lo hacen una canción más hipnótica que rabiosa. Párrafo aparte para el breakdown y el reviente: una delicia. 

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.