La escena electrónica europea vuelve a las pistas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Con aperturas, restricciones y vueltas atrás, el mundo de los espectáculos en vivo cobra vida en el viejo continente. Países como Gran Bretaña, Alemania y España ya permiten fiestas. BPM Festival confirmó su fecha, Exit cancelado.

festival
El Gisburne Park Pop-Up Festival, en Lancashire, Inglaterra. Foto: OLI SCARFF/AFP via Getty Images. Fuente: Business Insider.

La espera fue larga, pero la luz al final del túnel comienza a aparecer. En todo el mundo, el rubro shows y espectáculos en vivo había sido uno de los primeros en apagarse y, como era de esperarse, iba a ser de los últimos en volver. Pero llegó.

Al igual que sucedió con otras actividades, el proceso es gradual y cada gobierno toma las medidas de acuerdo a la situación epidemiológica de su país, con diferentes tiempos y permisos. Algunos ya permiten eventos al aire libre, aprovechando el verano, con diferentes protocolos y restricciones de capacidad.

verano

La vuelta europea: outdoor y con distintos protocolos

Si estamos hablando de habilitación de eventos es porque Europa ya vive etapas avanzadas de liberación de actividades. El avance de la pandemia en el mundo fue de este a oeste y así será la vuelta a la normalidad también. 

Productores de eventos de Córdoba y referentes de distintas Cámaras de la industria del entretenimiento incluso comentaron a Córdoba Beat que, en el caso puntual de clubes, fiestas, festivales y eventos en general, se observarán las distintas experiencias de Europa para aplicar las medidas que hayan funcionado y corregir las falencias en los procesos de reapertura.

En casi todos los países la vuelta será gradual y en etapas. Con diferencia de fechas, lo que se plantea a nivel general es comenzar con eventos al aire libre y capacidad reducida. En el Reino Unido, el noveno país con más contagios del mundo (291,373 casos), ya están permitidos los eventos outdoor, con distanciamiento social obligatorio. En paralelo, se están realizando pruebas en eventos indoor para pulir los protocolos sanitarios.

gisburne
El Gisburne Park Pop Up, con distanciamiento social y capacidad reducida. Foto: OLI SCARFF/AFP via Getty Images. Fuente: Business Insider.

En Holanda, según consigna Resident Advisor en un relevamiento, los boliches y clubes permanecerán cerrados hasta el 1 de septiembre, pero sí están permitidos encuentros indoor de hasta 100 personas y de hasta 250 en espacios al aire libre.

España pasa por una situación similar, con eventos outdoor de hasta 400 personas, con bares y pubs ya en funcionamiento. Ibiza ya confirmó que no tendrá temporada veraniega este año pero en ciudades como Málaga, Barcelona y Marbella las playas son el lugar ideal para realizar fiestas dentro de los parámetros sanitarios.

Otro punto fuerte en la escena electrónica del viejo continente es Alemania, que planea un retorno escalado: encuentros outdoor de hasta 1.000 personas hasta el 31 de agosto y luego, hasta octubre, de hasta 5.000. El límite para eventos cerrados es de 300 hasta fines de julio. En septiembre subirá a 750 y en octubre, a 1000. El mítico club nocturno Berghain, por ejemplo, ya abrió sus puertas a eventos reducidos y con medidas de seguridad.

El objetivo: evitar otro brote

Esta apertura gradual tiene un objetivo principal: no apurar los procesos para evitar un rebrote del virus. Y tal como latinoamérica observará a Europa para su reapertura, Europa mira con atención otros casos para no repetir errores. Aparecen aquí dos ejemplos muy claros: Corea del Sur y Suiza.

El país asiático permitió la apertura de la vida nocturna a fines de mayo luego de que empezara a registrar cifras bajas de contagios, pero esta decisión debió anularse al constatarse que un rebrote de 40 casos en un día estuvo relacionado con personas que asistieron a boliches en la zona de Itaewon.

Suiza, por su parte, fue uno de los primero países europeos en permitir la vuelta de los clubes, medida que fue festejada en todo el mundo –Luciano, DJ chileno con residencia en Suiza fue protagonista de las primeras fiestas-. Pero la alegría no duró mucho: el gobierno tuvo que dar marcha atrás luego de que se confirmaran 6 casos en un fin de semana en el club The Flamingo y obligara a poner a 300 personas en cuarentena absoluta.

Queda claro entonces que las medidas de reapertura están estrechamente ligadas a cómo se desenvuelva el virus en las regiones puntuales y que, además, existe la posibilidad de volver atrás en un instante. Por ejemplo, Israel debió retroceder en la habilitación de clubes y bares luego de que se produciera un fuerte rebrote de más de 2 mil casos por la reapertura de las clases en ese país.

Festivales que si, festivales que no

Parece descabellado pensar en festivales cuando, con suerte, estamos hablando de fiestas indoor de 100 personas, pero el BPM Festival confirmó su edición 2020 en Malta, entre el 11 y 13 de septiembre. Suena arriesgado pero, al mirar las cifras y revisar la situación en el país, puede justificarse el optimismo de los organizadores.

Malta registra 674 casos y 9 fallecidos (1.366 casos por millón de habitantes), lo cual es un número de bueno a muy bueno en relación a otros países. Esto fue gracias a que las autoridades dictaron el cierre del aeropuerto a principios de marzo, al ser Malta una isla, el país quedó virtualmente aislado, permitiendo un mejor manejo de la pandemia.

malta
Malta, la isla donde se realizará el BPM Festival.

Quizás el dato que mejor explica la decisión de albergar al BPM Festival es que la curva de contagios en Malta es muy baja (poco más de 30 casos en el último mes) y sigue descendiendo (sin casos en los días pasados). Además, que el festival esté planeado para septiembre, da aún más tiempo para observar cómo evoluciona la situación y planificar.

En el caso del Exit Festival, el optimismo fue demasiado. Los organizadores habían confirmado hace algunas semanas la realización de la edición 2020 el fin de semana del 13 al 16 de agosto, en su lugar habitual de la capital Novi Sad, pero el pasado lunes fue cancelado.

Sucede que la situación en Serbia es opuesta a la de Malta: el país balcánico registra 18.639 casos (2.677 por millón de habitantes) y ahora mismo se encuentra en un segundo pico de contagios, con casi 5.000 casos en el último mes. En ese contexto, era esperable que la cancelación llegara en cualquier momento.

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.