Estamos donde haya música electrónica

Honey Dijon, el sueño del house

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin


Honey Redmond es la referente de muchas minorías dentro de la música electrónica: mujer, trans y afroamericana. DJ y productora, tiene la potencia del house por nacer en la cuna del género.

 

Todes tenemos un sueño. Un momento de iluminación en la que proyectamos cuál es objetivo que nos proponemos. Unxs medicxs salvando vidas, ingenierxs creando herramientas que nos hagan llegar a la luna o cientificxs que buscan una mejor calidad de vida para distintas poblaciones. Honey Dijon es une de elles imaginando subirse a una cabina y pinchar discos.

Desde Chicago, su ciudad natal donde el house tuvo su origen, Honey imaginó crear música y tocarla en distintos lugares del mundo. Pinchar discos para ellos, ellas y elles. Encontrar la libertad en la música y en el goce de una pista multitudinaria que estalle con sus producciones.

Conocemos la vida de una referente mundial de la comunidad LGBTIQ+ y afroamericana de la electrónica. Un personaje que lleva sus mensajes políticos y de liberación a sus sets.

Referente trans de la electrónica mundial

Seguramente si consultamos a Dijon sobre la relación del house y las minorías te dirá que ambas nacieron de la mano. Caminaron el mismo camino de la clandestinidad hasta que ambos encontraron la luz en las discotecas más grande del mundo.

Para Honey, la música disco -y el house- interpelan a la gente a través de sus vocales. Las letras llevan mensajes de lucha y libertad del género que nació en el under de cada lugar del mundo.

“Mucha gente a la que le gusta la música dance no quiere escuchar voces. Es como una mala palabra. Pero creo que la voz humana es otro instrumento, como un sintetizador o cualquier otra cosa.”, argumenta la productora norteamericana en una nota para Resident Advisor.

Ella lleva su discurso a sus sets. En una de sus sesiones para Boiler Room, la DJ nacida en Chicago usa el discurso de Martin Luther King, “I have a dream”, para llevar el poder de la palabra, de las vocales, a la pista e inundar un momento de baile a un instante de empoderamiento.

Pero no todo queda en las cabinas, porque Dijon es una referente del modelaje. En 2013 el New York Times la invitó a participar en la sección “At the Vortex of Music and Fashion”. Además fue elegida en Italia para modelar gafas de Vogue y participar de las presentaciones de Givenchy. Elogiada por la marca parisina como “mezcla de feminidad, androginia e ironía, lo cual siempre es genial “

Danny Tenaglia, el gran maestro

Honey Dijon pateó el tablero y decidió que si quería crecer como DJ debería mudarse a un lugar más fuerte. Sus sueños la llevaron a mudarse a New York donde sería recibida por un personaje sumamente importante: Danny Tenaglia.

Su gran mentor, esa persona que te motiva a llevar adelante tus objetivos, fue Derrick Carter; pero Tenaglia es el maestro. Es la persona que le enseñó a Dijon todo, y fue quien “influyó mucho en mi sonido como DJ”. Es la persona que le abrió el oído para poder potenciar sus sesiones en las distintas pistas del mundo.

Honey Dijon es una de los personajes dentro de la música electrónica que la llena de contenido, le da el mensaje que la escena tanto pregona: “la libertad”. Desde los clubes de Chicago a Ibiza, pasando por Berghain en Berlín, sus sets siempre nos llevaron ese mensaje liberador y una discursiva política.

¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.