La electrónica en sus inicios: ¿de lo under a lo masivo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Por Candela Ripa y Bruno Farías

La cultura electrónica nace por la década de los 80 pero no fue de un día para el otro. Devino de un proceso histórico y musical que podemos relacionarlo en esta oportunidad a la Semana de los Colores. Retomaremos los inicios del movimiento LGBTIQ+ para enmarcar y dar comienzo a esta historia.

The Paradise Garage, ubicada en Nueva York

En el año 1969 se dió “La revuelta de Stonewall” en Nueva York. Stonewall era uno de los pocos espacios en la gran ciudad estadounidense que permitía el ingreso a personas que eran marginadas por el resto de la sociedad. Allí podían habitar la noche, la música y la diversión personas del colectivo LGBTIQ+ , personas sin hogar e incluso la mafia. Lo importante ahí era que cada quien pueda expresar sus identidades sin ser menospreciados por el resto. 

Al parecer sucedía con bastante frecuencia que la policía llegara a Stonewall para desalojarlo y denigrar a las personas que estaban en él. Eso mismo sucedió el 28 de Junio de 1969. Cuatro policías de civil con dos uniformados entraron al lugar anunciando su presencia a los gritos, apagaron la música y prendieron las luces, feo momento ¿no?

Habían cerca de unas 200 personas en el boliche y todas empezaron a correr para esconderse o lograr salir de ahí, pero la policía tenía las puertas bloqueadas. Les hicieron formar una fila con sus identificaciones en mano y que marcharan hacia afuera. El procedimiento habitual era que las policías mujeres se llevaran a las personas que expresaban su identidad como femenina para “corroborar” sus genitales, su sexo biológico, en el baño.

Paradise Garage

The Paradise Garage, ubicada en Nueva York

Toda la gente empezó a negarse ante las órdenes, la muchedumbre no obedecía, ni se iba del lugar, lo que hizo que más gente se acercara a ver qué sucedía. Comenzaron a arrojarle monedas porque “si les pagaban se iban”, hasta que una mujer esposada fue la que dió pie al estallido general. Se sentía que ya habían soportado demasiadas humillaciones, acosos y malos tratos por parte de la fuerza policial y ésta vez decidieron quedarse para exigir libertades.

Esa fue la noche en que la época del rock de los 60 estaba terminando y ya hace algunos años que se comenzaba a vivenciar el baile, la diversión disco y los colores. Quizás te preguntás cuál es la conexión con la cultura electrónica. 

Primero que nada, el sentimiento de comunidad, el baile, la noche, la diversión; los espacios que dieron lugar a lo under, a lo alternativo. Sumado a todo eso, la música electrónica deviene de la era disco y los sintetizadores. 

Por los años 1977 ya comenzaban a sonar hits electrónicos en manos de artistas disco, como por ejemplo i feel love de Donna Summer. En los 80, comenzaron a aparecer estilos puntualmente de electrónica como son el Techno y el House.

House, The Warehouse y Chicago

El estilo House, nace en Chicago, Estados Unidos. En sus inicios fue denominado chicago house o house chicago ya que la discoteca donde sonó por primera vez se llamaba The Warehouse. La música house se desarrolló inicialmente en la escena underground de Chicago, orientado hacia el público afroamericano. 

Con gran importancia del rol del DJ y gracias a las cajas de ritmo, se podían mezclar simultáneamente discos para hacer bailar a la multitud. Este estilo les permitía elaborar pistas más largas que las que se hacían habitualmente ya que como no tenía propósito comercial, no era de interés su publicación en la radio. 

Como consecuencia, los discos del primer house eran más conceptuales y largos que la música habitualmente programada en la radio comercial. Las canciones tenían sonidos originados por sintetizadores analógicos y secuenciadores. Otro elemento muy utilizado era el sampling, que permitía a lxs productorxs tomar elementos de otras piezas. Así, los sonidos electrónicos se combinaban con instrumentos tradicionales, percusiones y vocales soulful.

El house proviene de una mezcla entre el Soul y Funk, con bajos sintetizados potentes, percusiones parecidas a la música disco y con vocales con filtros reverb o delay.  

Se conoce como padre de éste género a Frankie Knuckles, que surgió a fines de los años 70. Como DJ, su trabajo desde Chicago ayudó a popularizar el estilo, no sólo pinchando, sino también por el aporte de sus producciones y remixes.

Techno, The Belleville Three y Detroit

El techno nace en Detroit, Estado Unidos. Es gracias a los sintetizadores, y a la influencia del free jazz y el funk, que hoy podemos disfrutar de este estilo musical que en su momento se consideraba futurista y de ciencia ficción. 

Como principales partícipes en su fundación aparece The Belleville Three. Este grupo estaba conformado por tres sujetos que se conocieron el instituto donde estudiaban, Belleville High School. Como su nombre insinúa, estaba ubicado en Bellevile, un barrio ubicado a unos cincuenta kilómetros de Detroit. En la época en que se conocieron, había pocos negros más aparte de ellos en el instituto. 

The Belleville Three

The Belleville Three: Juan Atkins, Kevin Saunderson y Derrick May

Inspirados por lo que sucedía en Chicago decidieron armar un boliche donde sonara Techno bajo el nombre de Techno Institute. Gracias a la publicación de Techno! The New Dance Sound of Detroit, en el año 1988, el sonido de Detroit terminó de configurarse como un género con entidad propia y diferenciada de otras escenas norteamericanas.

Esta publicación llamó la atención de Europa y fue lo que le dio una segunda ola al género. Un ejemplo del sonido de Detroit modernizado es el de Richie Hawtin, quien está más centrado en el sonido que en el mensaje futurista y afro céntrico del Detroit techno. 

La música electrónica nace a través de corrientes musicales ya existentes, como el funk, soul, jazz, disco, new age y le dió lugar a todos los estilos que existen hoy, y que puedan surgir mañana. Pero, sobre todo, nació de los espacios underground, de lo alternativo, de lo socialmente marginado, de los colores.



¡Hola! Usamos cookies para mejorar tu experiencia en la web.