La cultura electrónica y sus elementos: el abanico

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin

Los movimientos culturales poseen particularidades propias del nicho que habitan. Dentro de las rave masivas o los clubes hay elementos como el abanico que se vuelven originales e importantes para el público.

Uno de los elementos más utilizado dentro de los distintos eventos de electrónica en el mundo es el abanico. De día y de noche, en un open air o un club oscuro este elemento de ventilación copa la cultura.

Su historia se remonta al imperio egipcio un elemento usando para momentos de gran envergadura, como ceremonias de los reyes. La cultura griega imitó a la egipcia en su uso y le dio uso dentro de los nobles y los aristócratas. Diferente a los que conocemos ahora los abanicos para esa época era sostenido por un mago y una paleta de plumas.

El primer abanico plegable tal como lo conocemos hoy en día fue inventado por un chino en el siglo VII inspirándose en el mecanismo del ala de un murciélago. En Europa se conoce desde el siglo XV luego que los portugueses lo trajeron desde sus rutas comerciales al lejano oriente.

El acceso a este artilugio era exclusivo de las clases altas por su costos. Al principio el uso fue mixto pero con el paso del tiempo las mujeres se adueñaron de este accesorio y hasta crearon un lenguaje denominado “lenguaje del abanico”. Para estos tiempos el abanico ya es un accesorio usado por todos lo géneros.

La escena y su uso

Para la escena de la música electrónica el abanico es un instrumento para todo tipo de situaciones. Un evento al aire libre en temporada de verano sirve para dar “airecito” cuando el sol se vuelve fuerte. O también para las noches pesadas y húmedas en los clubes para una oleada de aire fresco.

Para pasar el calor, es indispensable”, dice Flor cuando le preguntamos sobre sus usos dentro de las rave. Además le consultamos si lo llevaba en su vida cotidiana nos dijo que “por lo general sí, lo llevo para refrescarme”. 

Cuando consultamos sobre cuantos adquieren Lore nos comentaba “dos o tres veces al año seguro me compro alguno, aunque a veces me los regalan”.

Distintos estilos y diseños

Ahora bien el abanico siempre es algo particular, característico de cada persona y habitantes de las escena. A veces veremos repetidos pero quienes son amantes de este accesorio buscan destacarse a la hora de tenerlos.

Salimos a preguntar sobre sus formas y a la marca Norte Abanicos les preguntamos sobre la idea de comercializar abanicos. Maxi, uno de los dueños de la marca, nos comentaba que “para nosotros el abanico es, por un lado, un accesorio de moda, y por el otro, un elemento de responsabilidad social, el abanico en un evento, es sumamente importante, ayuda a morigerar esos calores que se viven en el corazón de la fiesta, haciendo más llevadero, y hasta algunas veces evitando que alguien se descompense por las altas temperaturas. Todos los eventos deberían ofrecerlos a su público”.

Foto: Norte Abanico
Foto: Norte Abanico

Y a la hora de innovar, Norte Abanicos se puso a investigar sobre el público y las necesidades para comprarlos. “Creemos que la escena estaba pidiendo que el abanico se introduzca de otra forma, combinar al abanico con la moda, incluyéndolo como accesorio de moda y no como una simple herramienta para pasar el calor. Es muy loco lo que está ocurriendo, al fin y al cabo la escena está restableciendo la moda del uso del abanico, trasladando esa fina costumbre europea a tierras latinoamericanas”, comentó Maxi sobre llevar adelante la marca.