En el marco de la #SemanaSudbeat en Córdoba, el DJ y productor rionegrino con base en Córdoba presenta “Globular EP”, el nuevo material en el sello de Hernán Cattáneo. Repasamos los tracks uno por uno.

Cuando el país entero se prepara para vivir una semana emocionante, la música electrónica de Córdoba tiene cosas para festejar. Sucede que Ezequiel Arias, o “el Eze” como lo conocemos por acá, lanzó su segundo EP en Sudbeat, el sello protagonista de la semana.

En la #SemanaSudbeat, el label comandado por Hernán Cattáneo y Graziano Raffa presenta “Globular EP”. El lanzamiento configura el segundo material de Ezequiel en el sello luego de “Passenger EP”, lanzado en el 2018 y que aún hoy está en el top 10 de ventas del sello en Beatport.

Repasamos track by track:

Globular

El corte que le da nombre al EP es hipnótico y profundo pero que a la vez juega con la potencia del kick y la línea de bajos. Con un estilo progressive house claro, el track invita a cerrar los ojos pero sin perder el ritmo de baile. El uso de las melodías que van y vienen interactúan perfectamente con la intensidad que se le quiso dar al track. Es una marca registrada de Ezequiel en muchas de sus producciones, que en este tema en particular ha quedado excelentemente lograda. ​

Rotator

Atrevido, arriesgado, provocador. En Rotator, el “Eze” llegó cerca del límite con el techno, pero sin pasarse de la raya. Un muy buen equilibrio. El groove constante empuja con un kick potente y matices oscuros en el fondo. Aún así, el track también es progressive house puro, con un increscendo en intensidad y sumando cada vez más elementos. Es una mezcla entre lo intenso y lo delicado. Excelente para reventar una pista que está esperando por más, en el momento indicado. 

Rotator (Day Mix)

Una pieza sublime. El EP propone agresividad e intensidad desde el minuto 1 con los dos primeros tracks pero, cuando uno menos se lo espera, llega el Day Mix de Rotator. Una canción de 6:58, en ritmo downtempo y breakbeat, que te transporta. ¿A dónde? Cada uno decide. Pero el nivel de atmósferas generado es impecable. El track tiene un peso sonoro impresionante, repleto de matices y melodías. El trabajo hecho en cada sonido en particular es destacable. Hasta el repique del kick es perfecto. Un track con el que muchos/as DJs soñarían cerrar un set. Incluso para abrirlo o, porqué no, ponerlo a la mitad y generar un quiebre. Llama la atención que un track tan particular pueda ser tan versátil. Una obra que, creemos desde Córdoba Beat, es de lo mejor que ha salido del estudio de Ezequiel Arias.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *