¿Qué sucedería si dos círculos del mismo tamaño se entrelazan formando un óvalo perfecto en el medio? Expansión. ¿Y eso qué significa? Es acción y efecto de crecer desde adentro hacia afuera.

Foto: Marina Baeza

Por Pita Fernandez

Junio 22. La noche es de sábado y abre la trinchera de zona norte: Club Berlín. En el túnel se rescata, aún, aires underground. Es decir, hay lugar para movimientos que se crean ajenos a la cultura mainstream y se nota en ésta fecha cargada de mística. Se abrieron las puertas para montar el primer ciclo de música electrónica producido y organizado por mujeres y lleva el nombre de origen divino:  “Vesica Piscis”. 

Con una recepción entre copas de vino y glitter, el espacio aggiornado con vegetación, nubes blancas ahuecadas sobre nuestras cabezas, esculturas de la Venus y performances interviniendo, nos invitaban a reinventarnos como audiencia y ser parte de la fecha . Así es que entramos en calor con el primer B2B de Nadia Popoff & Mai Iachetti. Entre suaves progresivas notas graves abrieron la celebración y la pista se fue armando con un minimal house.

Foto: Marina Baeza

La creación tiene forma de mujer

A pesar de los géneros y subgéneros que podemos reconocer en la música electrónica, las djs desde la cabina nos invitaron a dialogar con ellas, y ésto no es un dato menor. Vesica Piscis es una figura geométrica sagrada y significa la creación de algo que se gesta y se expande, y no es casualidad que tenga a protagonistas mujeres.

Lo que puede surgir de un B2B bien groovero con el tech y el house en las manos, es alevoso. Asi es que bailamos con Aldana García y Tamara Allasia, levantando platillos y con ganas de expandirse a lo largo y ancho del club para preparar el último line up de la noche.

Foto: Marina Baeza

Así fue que entraron a la cabina pinchando su Dj Set sin bajar el ritmo y arrasando con la pista las She Teiks, el dúo conformado por María Paz Artundo y Belén Galliano. Las chicas no dejaron nada al azar con su trascendente tecno sin etiquetas que nos empastela el cuerpo y la mente. Ellas dibujan una música nueva y poderosa con notas fuertes rozando el acid techno.

Foto: Marina Baeza

La primera fecha demostró con ellas el objetivo del ciclo: visibilizar el trabajo que las djs locales vienen haciendo pero, como en la mayoría de los espacios, las mujeres siguen ocupando un lugar no reconocido en el arte. La analogía de entrelazar dos círculos formando un óvalo perfecto en el medio para trazar la creación de adentro hacia afuera dio cuenta de que la expansión ya comenzó.

Foto: Marina Baeza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *