Buenas Noches Producciones en conjunto con Casa Estudio Coworking, presentaron el pasado domingo una interesante y entretenida charla a cargo de Jeremy Olander y Ezequiel Arias, dirigida a productores sobre cuestiones como el software, hardware y mastering.

El domingo pasado, el Mercado Alberdi fue testigo de una charla que inspiró y dio herramientas a muchos productores y músicos presentes. El encuentro organizado por BNP y Casa Estudio Coworking, tuvo como exponentes a ni a mas ni menos que al argentino Ezequiel Arias y a Jeremy Olander (nacido en Estados Unidos, radicado Suecia). El encuentro se dio con total fluidez y los artistas dieron recomendaciones de lujo para los invitados. Se trataron temas abocados a la producción musical, tanto en las ramas del software y hardware como la del mastering.

Jeremy Olander con grandes pergaminos.

DJ y productor nacido en Virginia pero criado en Estocolmo, Jeremy Olander, es uno de los exponentes del house melódico y el techno sombrío más importantes. Comenzó publicando sus tracks en el sello de Eric Prydz llamado “Pryda And Friends” y actualmente, posee su propio label llamado “Vivrant”. Vivrant, que ya cumple dos años, ha sido el albergue de artistas como Henry Saiz, Finnebassen, Khen, Tim Engelhardt, entre otros. Como datos de color, Olander, ha llegado a pinchar su música en lugares como el Madison Square Garden de Nueva York y grabó un set para los Essential Mix de la cadena británica BBC que fue encasillado como uno de los mejores sets del año en 2015.

El sueco tuvo su inspiración de otros DJs y productores compatriotas como Adam Beyer, Cari Lekebusch y Joel Mull. Jeremy, que empezó su carrera bajo el umbral de Eric Prydz, considera su música como profunda y oscura, sellando luego para discográficas como la canadiense microCastle, sello que le ha dado techo a eminencias como Guy J y Eagles & Butterflies. Sus producciones han estado en rankings importantes como los realizados en los portales de Resident Advisor y Beatport, colaborando muchas veces en recopilaciones de exponentes como John Digweed con Bedrock. En la charla de BNP Lab realizada el pasado domingo, Olander expresó que sus sonidos están influenciados por muchos otros ámbitos musicales como el sonido de Estocolmo o géneros como el rock.

Olander, que recientemente dio una exposición magistral en BNP Club el pasado domingo, ha tocado en festivales internacionales como Creamfields, Mysteryland, Baum Park, CRSSD, EDC, Ultra y en clubes como el Bahrein de Buenos Aires y Amnesia en Ibiza.

Compañía local con Ezequiel Arias

En la contracara de la charla estaba Ezequiel Arias, el joven productor argentino que se crió musicalmente en Córdoba y conocido como uno de los máximos referentes del progressive house de nuestra ciudad teniendo una proyección nacional e internacional. En cuanto a sus producciones, que llegan a tener un climax de intensidad admirable, ha editado para sellos como Plattenbank de Guy Mantzur o Replug de Cid Inc y sus producciones han tenido el apoyo de renombrados artistas como Nick Warren, Eelke Kleijn, Graziano Raffa, Hernan Cattaneo (debutando el año pasado en Sudbeat), entre otros.

Hace dos años, Arias visitaba a el equipo de Córdoba Beat, en la que demuestra su admiración por Cattaneo y como es su perfil a la hora de producir.

Inspirando a futuros artistas

El domingo ambos artistas fueron reunidos por BNP Lab para dar una charla sobre producción musical. Los temas troncales eran software, hardware y mastering. La esencia del encuentro fue puramente autodidacta, ya que ambos poseían sus ordenadores y conectados a un proyector, mostraban a los invitados como producen su música. 

Explicaron desde conceptos simples como la utilización de plugins de calidad, hasta llegar a la complejidad de la estructura que utilizan para los kicks y el empleo de la batería en cada track. Jugaron, como niños, con diferentes melodías y composiciones que se realizaron en el medio de la charla.

Los testimonios de cada uno, llamaron la atención de la mayoría de los presentes debido a diferentes curiosidades como Olander admitiendo que no es un estudioso de la música y que inclusive aún no sabe tocar el piano y que Arias, poniéndose en su lugar, también confirma que recientemente comenzó con el aprendizaje musical. Hablaron de la inspiración que cada uno posee, alegando que es un buen recurso recurrir a sellos con los que uno se siente identificado. Ambos coincidieron que actualmente, a la hora de producir, lo digital resulta tan bueno como lo analógico

Olander, entre risas, se declaró como puramente digital debido a la era a la que pertenece. Comenta, que pertenecía a un foro en 2012 de un exponente de música electrónica dance, llamado Laidback Luke, en el que también estaba el DJ siempre bien recordado por la escena, Avicii. Allí, Jeremy contó que gracias al feedback de los productores más grandes se sacaba todas sus dudas y aprendía de los recursos que se colgaban en el medio. En cuanto a software, el sueco contó que pasó desde programas como Ableton y Reason hasta llegar a Logic Pro.

Curiosamente, el productor argentino coincide en varias aristas con el sueco, como por ejemplo, ambos tuvieron la misma opinión en cuanto a la utilización de los plugins y que no hace falta tener una gran cantidad, si no que, con dos o tres de buena calidad ya alcanzaba. 

Es importante la correcta utilización de las perillas y de la modulación, ya que es principal que tu mezcla se escuche bien, una vez conseguido eso el master no cuesta tanto” expresó Olander. Agregó que conoce muchos productores que trabajan solo con su laptop, y que “no se necesita mucho para crear”.

Arias, por su parte, considera que “Es muy importante encontrar una identidad sonora y que te caracterice”. Añade que es costoso encontrar un banco de sonido que entre bien en la mezcla y que suene acorde a las melodías.

Ambos productores finalizaron la charla enfatizando que para prosperar en el mercado musical es necesario tener una identidad, que refleje la esencia de cada artista.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *