Luciano Le Bihan es uno de los nombres que aparecen al instante si uno se pregunta sobre la historia y presente de la cultura electrónica de Córdoba y el país. Desde el punk rock hasta el techno, pasando por el drum & bass o el break beat. Repasamos la carrera de uno de los DJs más prestigiosos que ha dado nuestra ciudad.

Hay nombres propios que son sinónimos de otras cosas: Carlos Gardel es sinónimo de tango; Atahualpa Yupanqui lo es de folklore; “La Mona” Jimenez de cuarteto; Charly García del rock. Esto sucede porque el nombre por sí sólo ha trascendido barreras.

Si miramos la cultura electrónica de Córdoba, existen un puñado de nombres que se erigen como instituciones. Uno de ellos es Luciano Le Bihan. Esto es, por un lado, porque vivió y contribuyó a los inicios de este movimiento cuando aún era underground y, por otro, porque sigue construyendo la escena a través de sus ciclos, sus presencias y, sobre todo, su música.

Luciano Le Bihan en el ciclo "Venus", que el mismo produce, en Bela Lugosi.

Las primeras aproximaciones

Como en muchos casos, Luciano Le Bihan tuvo un contacto con la música y el arte del djiing a través de su familia, más precisamente sus hermanos. En contacto con Córdoba Beat, Luciano cuenta que desde principio de los ‘90 ya eran DJs, de esos que “pasaban de todo un poco en boliches” pero sobre todo rock internacional y música electrónica.

En su casa siempre hubo música: cassettes, CDs, vinilos. En el año ‘94 Luciano comienza a comprar los primeros discos electrónicos y armar su propia colección. Tenía una fuerte base punk rock y una inclinación a la “música quebrada” del break beat y el drum & bass, cercano a The Chemical Brothers o Prodigy.

Al mundo del djiing llega por curiosidad. Su inquietud, cuenta Luciano, era mezclar la música electrónica que sonaba en el momento (el house de Chicago, el techno alemán estilo “Tresor, acid house, techno industrial, etc.) con los primeros vinilos de ritmos quebrados o incluso rock. Desde ahí, fue sólo un camino de ida.

Luciano Le Bihan en el mítico Peekaboo.

Los comienzos en la escena y el ascenso

Los primeros años en la escena no fueron fáciles. Luciano cuenta que era complicado tanto conseguir fechas para tocar como conseguir música. Debido a esto último, decidió quedarse en el techno y apuntó a ese lado.

A las primeras fechas las consiguió a fines de los ‘90 y principios del ‘00 en la escena under, donde vivía la cultura electrónica en ese momento. Hangar 18, Torre del Río, el Ojo Bizarro, Pikaboo, Era. Todos nombres de lugares fundadores de la escena.

Pero no era fácil. Luciano recuerda que la escena era muy chica, había una sola “productora” o línea de DJs que estaba más alineada al house y progressive house y no existía demasiado lugar para su sonido techno. Para combatir este vacío es que comienza a hacerse su propio espacio. “Al no haber espacio, lo generábamos nosotros. Así aparecieron muchas pistas. Lugares que hacían sólo rock. Planteabamos las ideas, llevábamos las bandejas, los DJs, etc.”

A partir de esta situación es que Luciano reflexiona: “Hace como 20 años que estoy haciendo ciclos en todos lados, rotando DJs por semana. Siempre me generé espacios. Así me hice conocido y pude subir a pistas más grandes”.

Con el correr del tiempo se empezó a abrir la cancha, aparecieron boliches del Chateau como Infierno y se armó un circuito donde los DJs de Córdoba como Le Bihan, e incluso de Buenos Aires, tuvieron su lugar. Desde este punto, la carrera de Luciano Le Bihan ya fue mucho más vertiginosa y productiva.

Luciano Le Bihan en una noche en Infierno.

Los últimos años y la actualidad

Si empezamos a hablar de la era “moderna” de la escena electrónica de Córdoba, Luciano Le Bihan ya aparece como un nombre largamente consolidado. Pasó por la gran mayoría los boliches de música electrónica de antes y de ahora: Infierno, Dorian Gray, Club Berlín, Dahaus!, Fruta, Frida, Basement y más. También suma míticos open air como La Estación, La Fábrica y las diferentes ediciones de Música en el Desierto.

Si de compartir cabina con grandes nombres hablamos, Luciano Le Bihan tiene varias en su haber: Nina Kraviz, Christian Smith, Julian Jeweil, Sam Paganini, Alex Stein, Uto Karem y más. Incluso, en algunas de estas ocasiones, fue un gran “closer” de la noche. Ver Luciano Le Bihan closing Nina Kraviz – La Estación.

A nivel país, recorrió, en palabras del propio Le Bihan, “casi toda la Argentina. En muy pocas provincias no he tocado. Desde Ushuaia para arriba.”

Un punto alto en el recorrido de la carrera de Luciano está en el costado de la producción, cuando en el año 2008 el propio Richie Hawtin decidió incluir un track suyo, en co-producción con Exequiel Brandan. “Flying” fue incluido en un compilado de Hawtin para DJ Mag, editado en el propio sello de Richie, Minus.

La música por fuera de la pista

Hay varios costados musicales de Luciano Le Bihan que están por fuera de la música electrónica o, al menos, lejos de los boliches. Por empezar, fue host de radio por varios años, tanto en Córdoba como en el interior. También trabajó en la musicalización de un reality de televisión y hasta en documentales y cortos donde le pidieron participación.

“Trabajé con folkloristas, artistas de tango… siempre que esté relacionado a la música me gusta participar en esos espacios”, decía Luciano a Córdoba Beat.

Un dato interesante es que por más de 10 años tuvo una banda de rock. Inicialmente hacía live sets, con algunos equipos Roland y pedales de guitarra, sin computadora. Con la idea de experimentar, fue sumando nuevos instrumentos hasta que formó una banda, que incluso pisaría muchos escenarios de Córdoba y el resto del país.

Por todo esto y por mucho más, Luciano Le Bihan es el DJ de la semana.


1 Comentario

María Cristina · 12 junio, 2019 en 9:56 pm

Me gusta mucho tú historial realmente espléndida trayectoria tienes k sentirte orgulloso me queda decirte k sigas adelante te queda camino por recorrer más éxitos te lo mereces. 😙

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *