Si de Rodri Vacis hablamos, estamos hablando de una persona fundamental en la escena electrónica de Córdoba, pasada y actual. Si en algún punto de tu vida estuviste interesado en la música electrónica de Córdoba, es altamente probable que te hayas topado con el nombre “Rodri Vacis” en algún momento.

Rodri Vacis fue propulsor de este movimiento cuando pocos apostaban por la música electrónica en la ciudad y contribuyó a su crecimiento, hasta llegar al punto de masividad donde estamos hoy.

Inquieto, emprendedor, innovador, apasionado por la música, dueño de un oído privilegiado para encender la pista. Sólo algunas de las características que describen a uno de los DJs más respetados del país.

Siempre un paso adelante

Algo que siempre debe tener un DJ es la avidez por lo nuevo, lo novedoso, lo que acaba de llegar o lo que va a llegar más adelante. La renovación, el no estancamiento, la revolución. Estos fueron aspectos que Rodri Vacis tuvo desde muy chico.

Su motivación para introducirse en el mundo del djing fue, por un lado, sus ganas de salir a divertirse, a disfrutar de buenos momentos en las fiestas. Pero por otro lado, lo que más estimulaba a Rodri fue la idea de salir constantemente a explorar lugares nuevos, conocer gente con otra cabeza, encontrarse con sonidos alternativos, que no fueran comunes en las discos de Córdoba.

Rodri, charlando con Córdoba Beat, cuenta que su primera fiesta fue ya a los 11 años, en una matineé extendida en la Galería Precedo, del Cerro de Las Rosas. Esta, cuenta Rodri, fue una de las experiencias que lo marcaron ya que se topó con un mundo de música nueva, música que no había escuchado nunca. Vivía en el interior y esta posibilidad no estaba presente todos los días.

Foto: Bethania Cuello

Con el correr de los años comenzó a introducirse en la vida clubber para seguir descubriendo un mundo de novedades. Rodri residía en Río Ceballos, donde iba a un club local a escuchar a Ernesto Ferreyra, quien era el DJ del lugar y al quien él conocía por ir al mismo colegio, con algunos años de diferencia.

El hecho de estar en un club ya era de por sí motivante. En palabras de Rodri, cuenta que iba a las fiestas, “miraba la pista, miraba al DJ y decía ‘yo quiero estar ahí arriba’”. Él quería poner su música.

En épocas donde la radio era un medio mucho más importante que hoy en día, Rodri cuenta que llamaba constantemente a los programas que escuchaba (incluso con el teléfono de una vecina) y pedía canciones que a él le gustaran, porque quería ser él quien eligiera la música que se iba a escuchar. Un musicalizador nato.

Foto: Bethania Cuello

La radio también le servía para descubrir música: “Siempre fui de pasarme horas y horas con el dedo en el botón REC para grabar música de la radio. Quería tener las canciones nuevas. Después no tenía tiempo ni de escuchar esas canciones porque seguía buscando más. Lo mismo que me pasa hoy, después de 30 años.”

Luego llegaría la época de conseguir vinilos y finalmente su inquietud por la mezcla surgió cuando empezó a escuchar los clásicos compilados “The Anual” de Ministry Of Sound y “Essential Selection” de Pete Tong.

Musicalmente, su estilo es ecléctico y variado, aunque se puede trazar una línea que tendrá al house como denominador común. En sus sets siempre se pueden escuchar hi hats y claps marcados y un groove que invita a bailar. Incluso puede hacer excelentes selecciones de música disco y funk de los ‘80 y ‘90.

Esto no lo exime de también experimentar con un poco de deep house e incluso agregar matices melódicos.

Del abasto a La Fábrica

La carrera de Rodri Vacis ha evolucionado casi a la par del crecimiento de la cultura electrónica cordobesa. Su primera fecha fue, a mediados del 2000, en una de las discos que le dió inicio al movimiento electrónico de Córdoba:Hangar 18, donde tocó junto a Luciano Le Bihan.

Luego se sumarían presentaciones más frecuentes, sobre todo el clubes del abasto como El Cairo o el recordado Peekaboo, donde fue residente por 5 años junto a Facu Carri, Simbad y Fede Gómez. Casi fundando lo que conocemos hoy por cultura electrónica en Córdoba.

Rodri Vacis con Facu Carri y Fede Gómez. Foto: Bethania Cuello

La radio también le abrió las puertas. Por ejemplo, el radio show Late Night Guest por Metrodance 95.1 de Buenos Aires o previo a eso, su espacio “Underbeat” en FM Cielo, los sábados por la noche. Este espacio lo acercó al circuito nocturno de Córdoba y le brindó más oportunidades, como tocar con Martín García en su primera presentación en Córdoba, cuando era un apadrinado por Hernán Cattaneo.

Con el tiempo su carrera se fue consolidando y el nombre Rodri Vacis fue pisando cada vez más fuerte en Córdoba. Pasó por cabinas muy respetadas como las residencias en el club Luv y Blacksheep, sus participaciones en el ciclo Undertones, en Lokitas y en las 6 primeras ediciones de Música en el Desierto.

Ya en la actualidad, clubes como Club Berlín, Dahaus!, Frida y venues como La Fábrica vieron pasar a Rodri Vacis en su cabina.

Llevó su música de norte a sur del país, recorriendo ciudades como Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata, Villa Gesell, Salta, Tucumán, San Juan y Comodoro Rivadavia, entre muchas otras. Incluso llevando su sonido a Perú y México.

Si de compartir cabina hablamos, encontramos nombres más que pesados: Adriatique, H.O.S.H, Kölsch, Satoshi Tomiie, Sahar Z, Edu Imbernon, Sharam, D-Nox, Pole Folder, Jay Lumen, Yousef, sólo por nombrar algunos.

Rodri Vacis entregándole las bandejas a Adriatique.

Además, en el 2013 su carrera le dio la oportunidad de abrir la noche para quien es hasta la actualidad su DJ favorito: Danny Howells. Después seguiría compartiendo cabina con él en cada presentación del DJ inglés en Córdoba, hasta 2018 inclusive. Un lujo que pocos pueden darse.

Rodri Vacis junto a Danny Howells, Facu Carri y Fede Gómez. Foto: Bethania Cuello

Si tenemos que repasar la historia y el presente de la música electrónica en Córdoba, sin dudas Rodri Vacis es un nombre que aparecerá en muchas oportunidades. En el pasado porque formó parte de los inicios y contribuyó al crecimiento de la cultura club electrónica en Córdoba, cuando no estaba en el nivel de masividad que está hoy.

Y en la actualidad porque posee una versatilidad poco vista en los DJs de Córdoba y el país y porque, indefectiblemente, si su nombre está en un flyer, hay que ir a esa fiesta porque la calidad está asegurada.

Repasá todos los DJ de la semana acá.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *