Pionero. Vanguardista. Ecléctico. Innovador. Diego Ro-k es, sin dudas, una referencia ineludible dentro de la cultura electrónica argentina. Conocemos más sobre este DJ y productor porteño, quien recientemente también habló con Córdoba Beat.

Si alguien quiere aprender de la historia y el presente de la música electrónica argentina, si o si deberá pasar por Diego Ro-k. El pasado porque fue pionero de todo: djiing, producción, fiestas, ciclos, underground. Y el presente porque sin referentes como Diego Ro-k, hoy no tendríamos una escena así de consolidada ni el propio oficio de DJ estaría legitimado de la forma en la que está hoy.

Una vida innovando

La relación de Diego con la música inicia desde muy chico, a mediados de los 70, cuando su hermana comenzó a mostrarle cassettes de música funky y disco. Desde muy temprana edad ya iba direccionando su atención hacia lo que no se conocía.

En una entrevista exclusiva con Córdoba Beat (muy pronto en nuestros canales), Ro-k contó que luego de descubrir lo que después sería la música electrónica, comenzó a colarse en las fiestas de los amigos de su hermana, con solo 11 o 12 años, pero solo para quedarse en una esquina viendo al DJ de turno pinchar. Un adelantado.

Fue en un viaje a Europa a mediados de los ‘80 cuando Diego pudo vivir lo que era la cultura electrónica allá y decidió dedicarse a ser DJ y productor. A finales de década se encontró musicalmente con Diego Cid, quien luego se convertiría en su amigo y compañero en este viaje.

Juntos empezaron a comprar los primeros sintetizadores y máquinas rítmicas para a darle rienda a la producción de música propiamente dicha, algo poco comú en la Argentina en ese entonces. Luego se juntarían y crearían el dúo D+D. Con el correr del tiempo se convirtieron en pioneros y referentes para otros DJs y productores, porque mostraron que el mundo electrónico era un mundo posible en Argentina.

Más adelante, en los ‘90 y ‘00, seguiría abriendo caminos. Por ejemplo, en el año 1992 se junta con Carla Tintoré y DJ Trincado para formar uno de las primeras agrupaciones de DJs: “DJ Union”. Más adelante aparecerían los míticos Urban Groove para volar cualquier preconcepto que pudiera existir y presentar un “banda” de 8 DJs y productores tanto en el estudio como en el vivo. Algo que cambiaría para siempre en movimiento techno underground.

Por otro lado, también tuvo la oportunidad de compartir cabina con grandes nombres como Sven Vath, Marco Carola o Carl Cox y actuar en clubes de renombre como Privilege, Pacha, Amnesia o el mítico Space en Ibiza; Cream y Ministry Of Sound en el Reino Unido y Cocoon en Frankfurt. Pero al mismo tiempo, Diego ha participado -y participa- de ciclos y fiestas underground de todo el país, sin perder nunca su estilo y su procedencia.

Techno, acid y… rock

Si hay algo que caracteriza a Diego Ro-k es su versatilidad. Uno de los grandes lujos de escucharlo mezclar música es poder verlo actuar en diferentes contextos, con la espectacular habilidad de poder adaptarse a cada uno de ellos sin problemas.

Sus inicios musicales estuvieron marcados por el funky y el disco, como acercamiento a la música electrónica. Luego llegaría la ola techno y acid techno de los finales de los ‘80 y principios de los ‘90 y desde allí, todos los sonidos industriales de los cuales sería abanderado en Argentina. Electro, new wave, dark, synth pop, new beat, electro. Diversas variantes del house, garage, minimal.

Participó de grandes sellos underground como Polygram, Communique, Alola, Utils, Dilek, entre muchos otros. Pero también llegó a sellos que no están relacionados exclusivamente con la música electrónica sino con el rock e incluso el pop como EMI y Pop Art. Ejemplo de esto es el track “The Door” (2002), el cual tuvo, incluso, un video clip con el propio Diego Ro-k como protagonista. Algo impensado en la música electrónica de Argentina tanto en esa época como en tiempos presentes.

Algunas perlitas que ejemplifican la constante innovación y expansión son los remixes a bandas de rock como Babasonicos, Ratones Paranoicos, Catupecu Machu y Los Twist. Este es un dato clave que marca lo importante que fue y es Diego Ro-k para el despegue y la evolución de la música electrónica de Argentina. Un exponente, referente, representante. Un pionero. Uno que marcó el camino para los que vendrían después y al día de hoy sigue dando escuela.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *