Referente de la escena más underground. Pionero de mucho de lo que se conoce en el mundo de la música electronica en Argentina. Conocemos sobre Diego Cid en esta nota.

Diego Cid configura una de las figuras más importantes de la escena electrónica argentina. Su fuerte convicción underground más su impronta pionera lo llevó a ser maestro de la gran mayoría de los DJs de la actualidad, grandes y jóvenes. Fue de los primeros en mezclar, fue uno de los primeros en producir, fue uno de los primeros en hablar de música electrónica en los medios de comunicación. Fue uno de los primeros en todo.

El techno es su género, el underground el contexto que mejor le queda. Con el tiempo se conviritió en lo que ya era simbólicamente: un maestro.

Una vida junto al techno

Empezó muy joven. A los 16 años ya ponía música para amigos en distintas fiestas, donde mezclaba rock nacional e internacional y música disco. Pero, en realidad, comenzó como un juego a finales de los 70, cuando tenía nada más que 11 años.

Ya de niño, cuenta Diego, cuando su abuelo le preguntaba qué quería como regalo, él pedía discos. “Los dos últimos que habían llegado”. De esa forma ya se empezaba a delinear un perfil de innovación y vanguardia, de no quedarse con lo habitual. Luego comenzaron las bandejas, las púas y el tren no paró.

A fines de los años 80, con 18 años, llegaban sus primeras residencias y giras por distintos clubes de Buenos Aires como Rainbow y Cocoliche. A la par, empezó a mirar el costado de la producción y en el ‘89 ya comenzó a producir sus primeros tracks, con una pequeña consola, unos pedales y un samplers.

Un emprendedor por donde se lo mire, siempre dispuesto a experimentar sobre los sonidos. Primero empezó por el House y el Acid cuando aparecían en mediados de los ochenta y por inicios de los noventa ya con los sonidos fuertes e industriales, Cid se corre hacia el techno.

Como él mismo dice, nunca le interesó poner música de moda, pero sí música actual. Música atemporal.

Como productor, ha editado en decenas de sellos. Vinilo y digital. Actuales y old school. Nacionales e internacionales. El estudio es un costado muy fuerte en su carrera ya que nunca ha dejado de producir música. Misma atención a las creación como a las cabinas.

Algunos de los sellos donde ha editado son: Beathey Records, New Era, Kumquat Records, Secsy Music, Strictly Rhythm, Roland Ultra, entre muchos, muchos otros.

En la actualidad, Diego Cid también es profesor de mezcla, producción y sonido en la Escuela de Música de Buenos Aires (EMBA). Todo un símbolo y una realidad. Hay pocos que puedan enseñar de esta profesión como él.

D+D y Urban Groove, dos pilares

Siempre Cid estuvo inserto en varios proyectos. Uno de los más importantes es el dúo que ha conformado tanto en la cabina como en el estudio junto a su colega y amigo Diego Ro-k: D+D .

El dúo intenta variar desde género del techno a partir de su experiencia por los diferentes destinos dentro del mapa de ambos DJs. Su presencia en las cabinas trajo una nueva ola al sector underground, con una vanguardia que hizo de estos dos DJ referentes de todas las pistas del país.

Como él ha aclarado, con D+D está “por siempre y para siempre”. Es donde se siente más cómodo y donde ha tenido mucho más lugar la experimentación. Comenzaron juntos a principio de los ‘90, cuando se conocieron en la noche de Buenos Aires y juntaron sus ganas de hacer música y sus equipos.

Paralelamente nació Urban Groove, en 1994, formado en parte por su actitud de buscar constantemente un avance en su carrera. El grupo está conformado por Diego Cid, Miguel Silver, Luis Nieva, Magoo, Jam-On, L´Inspecteur, Dee Jason y Gustavo López.

Los artistas dejaron de ser grandes musicalizadores para hacer su propia música, ser productores. Sus sonidos acid marcaron la tendencia de la época, marcaron un camino musical en el que fueron socios fundadores de la cultura under.

El grupo partió de la idea de conjugar varias cabezas en un sólo proyecto y que cada uno pueda introducir su impronta para formar una nueva y mejorada. Con el tiempo se conviritó en la primera expresión techno puro de Argentina.

Juntos lanzaron varios discos, como el debut “Dos Para El 2000” o uno de los últimos: “Groovelab”, el cual presentaron en Studio Theater en Córdoba en el 2013, año que marcó su regreso.

Sus presentaciones en vivo se caracterizan por su vértigo y eclecticismo, como por su vistosa cabina, con 8 DJs tocando en simultáneo utilizando varios mixers y bandejas, tanto digitales como de vinilos. Algo distinto, como Diego Cid.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *