El proyecto de artes visuales, de dos VJ, nacido en Paraná y radicado en Ibiza. Ayelen y Niko estarán a cargo de las visuales del BNP Stage en el Cosquín Rock. Córdoba Beat habló en exclusiva sobre cómo incursionaron en el VJ.

Las visuales son un componente importante en las fiesta masivas, el montaje con pantallas de led en distintas formas, luces y escenarios imponentes. Arte Nómade es un proyecto conformado por dos VJ: Niko y Ayelen. Ambos se encargan de las puestas en escena en distintos puntos del país como La Fiesta de Disfraces en Paraná, en Córdoba en Forja con BNP y en el ámbito internacional en Ibiza y Nueva Zelanda. Como si fuera poco también consiguieron estar en el casamiento de Antonella Roccuzzo y Lionel Messi.

La enorme carrera que han forjado ambos los ha depositado en el Cosquín Rock para la puesta en escena del BNP Stage que será una gran apuesta para los rosarinos.

Córdoba Beat habló en exclusivo con Arte Nómade previo al festival y nos contaron todo sobre este proyecto de artes visuales.

– ¿Cómo nace Arte Nómade?

– Hola chicos de Córdoba Beat. Ante todo un placer enorme para nosotros (Ayelen y Niko) charlar con uds. Gracias Córdoba Beat por ponerse en contacto y darnos esta posibilidad

El estudio comienza a tomar nombre alrededor del año 2001 cuando comenzamos la aventura de convivir juntos en Rosario. Para ese año nos veníamos moviendo en el mundo del diseño gráfico, diseño web y diseño 3D para arquitectura.

Nómade por que de alguna manera, sabíamos que seríamos muy inquietos y nos moveríamos por diferente lugares. Hasta entonces teníamos el rumbo no muy claro.

En el 2003 ya nos mudamos a Buenos Aires comenzamos una carrera vinculada al cine y animación como proveedores de escenografía digital y dibujo. Aye con un fuerte conocimiento de la gráfica, y Nico con experimentaciones musicales y arquitectónicas en 3D, comenzábamos a darle forma a una primer idea de estudio multidisciplinario.

Años posteriores y con el descubrimiento de la música electrónica en Creamfields, Moonparks, nos conduce a una nueva escena para nosotros, con mucha energía, colores, sonidos digitales e imágenes. Para 2007 nos encontramos viviendo en Nueva Zelanda y aprovechando la magia de ese país, bajamos en claro esas ideas arquitectónicas y gráficas a un show audiovisual en el que trabajamos un año entero en nuestra casa lab.

– ¿Cuál fue el primer evento en el que participaron?

– “Nomadepht 3D” fue ese proyecto, utilizando la técnica de anteojos 3D llamado cromadepth.  Ayelen mezclaba imágenes creadas en estudio y Niko mezclaba música que iba desde el más profundo ambient al techno groovero.

Fue literalmente nuestra primera experiencia en video live sobre una gran pantalla curva de doce por tres de alto. Fue una gran experiencia y un salto a un mundo abierto a infinitas de posibilidades gráficas y arquitectónicas.

– ¿Cómo fue su desembarco en eventos de música electrónica en Córdoba?¿Y cuál fue la primera fecha?

– Hacia el 2016, Niko trabajando como montajista de escenarios en Ibiza, conoce a Iván “Vampi” Aballay. En ese primer contacto nos surge la posibilidad de mostrar todos los eventos relacionados a puestas en escena de La Fiesta de Disfraces, en la que veníamos dirigiendo los diseños de los escenarios desde el 2013 y Creamfield para ese año también.

Surge la propuesta por parte de BNP de hacernos cargo del diseño y la ejecución de Tale of Us para la fecha del 6/1/2017. Fue realmente ¡¡muy!! motivador ya que íbamos a volcar todo lo experimentado en esos seis años de trabajo. Un gran desafío para un público nuevo, exigente y muy específico.

– ¿Qué se tiene en cuenta a la hora de armar la escenografía de una rave masiva?

– Mmm.. nos parece que no hay nada particular en la selección de una escenografía para miles o para muy pocos. La elección de las temáticas artísticas están relacionadas al tipo de evento o música que se va proponer.  

– ¿Se piensa una puesta en escena para cada DJ? ¿Investigan previamente para armar el escenario?

– Sí claro, tratamos de que cada DJ tenga su propio concepto. Lo escuchamos mucho durante el proceso creativo en el que tratamos de identificar alguna particularidad en la rítmica o en el estilo musical para lograr algún vínculo o identidad gráfica.

Desarrollamos un libro de arte, que puede ser temático y estudiamos las posibilidades técnicas arquitectónicas del lugar  para esa fecha en particular. De ahí surge toda una propuesta escénica y técnica casi personalizada.

– Les toca participar en el escenario del Cosquín Rock, ¿cómo ven este nuevo desafío?
– Sinceramente es nuestro primer contacto con el Cosquín Rock. Nunca tuvimos la posibilidad de asistir y nos alegra mucho la idea de inaugurar un nuevo momento en la historia de este mítico festival. Será gran desafío la escala y el entorno en el que se va a proponer.

Simplemente dejar fluir lo que sabemos hacer, vjear (sic) de la mejor manera y acompañar  la energía de esos poderosos DJs.

– ¿Hay particularidades a la hora de armar visuales y puesta en escena para una fiesta electrónica y un recital?

– Posiblemente haya algún tipo de particularidad técnica que esté dada por la cantidad de artistas intervinientes en un mismo escenario. Pero desde lo artístico, para nosotros todo el proceso creativo, es el mismo esquema de trabajo y producción.

– ¿Qué se busca generar en la gente con el armado?

– La sorpresa, ilusión óptica, profundidad, estados de ánimo, tensión por nombrar algunas de las sensaciones que buscamos generar. Nos gusta mucho la fuerza de la perspectiva y la iluminación de la escenografía, que trabajada de diferentes maneras nos produce esa sensación de espacialidad real y a veces tangible.

La idea es lograr una especie de videoclip, según el estilo, logrado por una sucesión de elementos gráficos simples, rayas, puntos, líneas que apoyan el concepto rítmico.  

La parte melódica, generalmente está asociado a una cuestión más figurativa, que explora la sensibilidad, la percepción, los estados de ánimos.

Lo que siempre nos cautivó fue la  de intentar conducir a la gente por algún tipo de viaje audiovisual cargado de mucho color, ritmo, geometría, espacio y figura.

– ¿Cómo fue participar del armado de las dos fechas de Hernan Cattaneo?

– ¡¡Lejos la mejor experiencia ever!! Fue vivirlas con total entrega y disfrutando de cada día que trabajamos para eso. Fue como volver a la facultad, trabajar la tesis final, con examen incluido y un nivel de exigencia propio de la nasa ¡o por lo menos así nos la tomamos!

Fue como un aprendizaje de 5 meses de laburo, trabajando a la par de personas increíblemente apasionadas. Bastante exigido técnicamente para nosotros, ya que no somos ni cerca “techi guys” y del mundo nerd, somos bastantes básicos en la tecnología actual. Así que desarrollar un proyecto de esa escala y con ese nivel de significado en la gente fue muy intenso. Sin embargo nos llevó a superar, de alguna manera, cada una de los desafíos que vinieron después.


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *