El DJ, productor y label manager estuvo con Córdoba Beat y habló de todo: su relación con Argentina, la escena y DJs cordobeses, los primeros contactos con Hernán Cattaneo y qué tiene que tener un track y un artista para sellar en Sudbeat. Todo, en esa nota.

Graziano Raffa y detrás Antrim. (Foto: Juan B. Arnaudo)

Graziano Raffa es italiano de nacimiento pero argentino por adopción. Tanto en su rol de DJ como también label manager de Sudbeat su relación con Argentina es íntima. Palabra autorizada para hablar de la escena electrónica y de música, Graziano estuvo en Córdoba, en el marco de su presentación en el Centro Cultural Córdoba, de la mano de Musure Music Culture, y habló con Córdoba Beat  de todo.

Su relación con Argentina

– Tenes una relación muy cercana con Argentina como país más allá de la música. ¿A qué crees que se debe y cómo se fue dando en el tiempo?

– Creo que tiene mucho que ver con los orígenes que tengo. Yo soy italiano, viví en Sicilia veinticinco años e históricamente mucha gente del sur de Italia vino a Argentina para invadirla, colonizarla o escapar de guerras. Es el único país del mundo donde estuve que sentí que estoy como en casa. Es raro porque me pasó solamente acá. No me pasó en España, no me pasó en Barcelona, no me pasó en Madrid, no me pasó en Grecia, no me pasó en ningún lado, solamente acá. La primera vez que llegué a Ezeiza salí del aeropuerto y vi un Fiat Uno, creo que blanco. Detrás tenía un sticker de Maradona de un lado y del otro lado uno de Jesús o algo así. ¡Me parecía estar en Nápoles! Algo que no había visto en ninguna parte del mundo. Fue algo que me hizo reir mucho (risas) Después hay un triángulo de factores. Está la cultura italiana, la cultura argentina y la música en todo eso. El hecho de que la música que yo hago, el estilo que nosotros empujamos, es muy popular en Argentina también hizo posible que yo pudiera participar en buenos eventos, empezar a aumentar el número de gente que me seguía y con eso vinieron un montón de amigos. Ahora yo tengo muchísimos amigos acá, que es otra cosa que hace que esta relación con el país se haga mucho más fuerte. Creo que hay una especie de forma de ser del sur que puede ser, en Europa, la forma mediterránea de pensar. Poniéndolo a escala global, hay una forma del sur de pensar. Tiene muchas cosas buenas y muchas cosas malas, como todo. A lo mejor acá el “metro” tiene un poco de retraso, la gente toca la bocina un poco más de lo normal pero son cosas que si no las tenés durante tantos años, se pueden extrañar.

– En relación a esto, hay muchos DJs que vienen a Argentina y dicen que es uno de los mejores públicos del mundo. ¿Cómo lo ves vos y cómo te llevas con el público de Argentina?

– Relacionado al ámbito electrónico, es seguramente un lugar donde te divertis. A veces pasa que tenés una fecha en tal lugar y después vas a otro lugar y quizás sean ciudades donde la gente puede ser un poquito más fría. Acá la gente no sabe lo que es el frío y lo comunican en la pista de baile. A eso un DJ lo percibe. De hecho no soy el único que dice esto. A muchos he escuchado que dicen: “¿lugar favorito? Argentina”. Tengo la sensación de que esto no es un tema relacionado solamente a la música electrónica, si no que me parece que en Argentina hay mucha sensibilidad hacia el arte. Tengo amigos de acá que le gusta la electrónica pero también le gusta el rock o que le gusta el rock y no la electrónica pero tienen el mismo nivel de pasión, el mismo nivel de cultura. Tienen mucho sentimiento a nivel general. Para mí la música es algo muy importante en el país y la electrónica tiene un momento increíble porque está creciendo. Probablemente deriva de la mezcla de cultura, la mezcla de nacionalidades que vinieron a vivir al país y que a lo largo de los años fueron generando esa manera de relacionarse con la música. Seguramente es algo muy lindo de vivir.

Graziano Raffa en The Bow - Buenos Aires. Foto: Facebook.

La escena cordobesa

– ¿Cómo ves a la escena electrónica de Córdoba en general?

– Yo tuve la suerte en Córdoba, a nivel DJ, de trabajar con Vampi. La primera fecha que hice en Córdoba creo que fue en el club Dorian Gray, que lamentablemente cerró y después en Dahaus. En las tres situaciones siempre pude ver una línea común porque es toda gente que trabaja junta, de una manera u otra. Entonces se nota que hay la misma manera de interpretar un evento de música y cómo hacerlo. Cuando tuvimos el primer Forja de Hernán acá el año pasado creo que fue un antes y un después de mi carrera, fue una experiencia muy fuerte. También por la música en general. Se entendió qué se puede hacer bien y se tiene que hacer bien porque la gente así lo merece. Hay gente que ahorra tres semanas para ir a un evento y pasarla bien. Yo estoy hablando mucho de lo que hace BNP y la escena de Córdoba cuando hablo con otros promotores en el mundo para decirle que miren cómo lo hacen porque lo hacen muy bien. Cuidan detalles que normalmente en Europa, en muchos contextos, no vi. A veces criticamos mucho lo que tenemos en casa sin saber el valor que tiene y acá la escena tiene muchísimo valor.

– Este año llegaron Ezequiel Arias y Antrim a Sudbeat. ¿Qué lectura hacés de la escena electrónica de Córdoba a nivel musical y como ves a estos dos productores en particular?

– La escena en Córdoba me parece que está en un momento muy positivo y eso depende mucho de que hay un talento muy grande, en general en todo el país y en Córdoba también. Además hay mucho compañerismo y gente como el Eze y Antrim. El Eze Arias es el tipo que vendió más tracks en la historia de Sudbeat. El disco que llegó primero de ventas en la historia de Sudbeat es del Eze arias, que tiene una edad que yo le envidio, es muy joven. Antrim también me gusta mucho el sonido tiene. Me gusta ver la dirección que está tomando y hacia dónde va. Está madurando, está teniendo un sonido muy latino. Eze tiene un tipo de sonido que es más progressive, en la esencia más pura del término. Creo que pueden mantener la personalidad de cada uno pero que están en condiciones de trabajar juntos. Están haciendo un trabajo increíble y estoy muy contento de que se sientan identificados con el sello de la manera que nosotros queremos. No es solamente el trend, porque está de moda ahora. Se ve que sienten, tienen la pasión y yo creo que eso a futuro los va a beneficiar mucho a ellos y a nosotros también por tenerlos al lado nuestro equipo.

Sudbeat y la relación con Hernán Cattaneo

– Hablando de los inicios de Sudbeat, ¿cómo fueron esos primeros encuentros con Hernán y cómo fue tu proceso de crecimiento en el label?

– Fue muy divertido. Cuando yo lo conocí a Hernán, fui a una fiesta en Italia, él tocaba, le di un CD y me contactó para decirme “la música me gusta, la voy a poner”. Cuando viví en Barcelona, al estar en el mismo lugar, nos acercamos bastante a nivel humano y la verdad es que fue una idea de él. Yo no tenía en la cabeza la idea de manejar un sello discográfico. Mi idea era ser DJ, como hobby, hacer mi música, pasarla bien, divertirme. Cuando él me propuso, decía: “yo tengo el sello, está un poco lento el proceso de evolución porque yo me tengo que dedicar a viajar mucho, tengo familia… a ver si me podés dar una mano”. Todo empezó porque yo soy diseñador gráfico también, es mi trabajo, lo que estudié. Empezamos a armar, hacer los artworks. Fue todo muy gradual. Desde el momento en el que empecé a trabajar con él hasta el momento en el que comencé a tener un poco más de voz a la hora de elegir la música hubo un espacio de dos años. Porque primero tenés que aprender cosas que son parte de tu trabajo. Yo tenía que aprender otras cosas de la industria como la distribución, la promoción, cómo tenés que hablar con los artistas… Me acuerdo una de las primeras veces: tuve que hablar con Dave Seaman por mail. Hernán me pasó el mail en copia a Dave y a mí me pareció muy raro que pudiera hablar así con él. Para mi Dave sigue siendo una leyenda, todos saben, es un fenómeno y tenía que acostumbrarme a eso. También me tenía que acostumbrar a estar al lado de Hernán y esa relación no del punto de vista del fan hacia el artista/ídolo sino de trabajo y tratar de nivelar un poco. Empecé a escuchar mucho lo que me decía y aplicarlas en el día a día de trabajo y así se fue generando todo, fue muy gradual, muy de la “manera del sur” (risas).

Graziano Raffa y Hernán Cattaneo en Belgrado.

– Seguro les llega muchísima música todos los días. ¿Cómo es el proceso para que un track llegue a ser sellado en Sudbeat?

– A nivel artístico es difícil decirte lo que tiene que tener en sí. En general, nos gusta mucho la música se pueda expresar a 360°. Creo que un poco la clave del éxito que tuvo Sudbeat en los últimos años está en el mix de elementos que pueden ser del deep house, del progressive house, del techno. Para sellar en Sudbeat creo que uno de los primeros factores es tratar de no tener un esquema mental y decir “si el sello hace progressive entonces voy a mandarle el track progressive que sigue la misma estructura de nueve minutos, breakdown largo, el drop…” porque aburre. Hay muchísima música que yo puedo usar para ponerla en un club pero que un sello cuente una historia es algo distinto. Tratar de que la música esté bien hecha a nivel técnico también es algo importante hoy en día. Por otro lado, hay una parte de personalidad que también me gusta evaluar. Hoy tenemos las condiciones ideales para poder decir si alguien hace buena música pero usa las redes sociales “más o menos”. También es una industria en la que conoces con un montón de gente. Yo valoro si vos te portas bien conmigo porque querés editar en Sudbeat . Pero capaz que te portas mal con la mitad de la gente que te cruzaste hasta ese día. Es muy importante no abusar de la figura de DJ y ofrecer siempre un buen perfil para hacerle entender a la gente de este mundo que no somos una manga de descontrolados o que solo es salir de noche, volver tarde, tomar un trago de más o las drogas. Hay que también comunicar la parte cultural de lo que hacemos y si no lo hacen los DJ, ¿quién lo hace? Eso es muy importante también a la hora de elegir los artistas que queremos que estén en nuestro equipo.

– Por último, una pregunta genérica pero que significa mucho: ¿qué es la música para vos?

– Hoy en día, todo. Todo lo que me hace falta para estar bien. Uno escucha música porque está en la tele, está en la radio y después te das cuenta que te gusta mucho. Entonces vas buscando tu sonido, probando cosas, viviendo experiencias. Cuando te gusta mucho la música es como el soundtrack de tu vida. No es un track o un estilo, es la música, el concepto, lo que acompaña tu vida. Como un film, en la vida la música que escuchamos es nuestro soundtrack. ¿Vos te imaginas una película sin música? Aunque sea una “masterpiece”, una obra maestra visual, si le sacas la música muchas películas pierden la magia, pierden la épica que hacen que esa película sea un clásico. Hace muchos años que es más el tiempo que escucho música que el tiempo que no la escucho. Es mi día a día, es todo, no podría vivir sin música, no podría estar afuera de circuito, es necesidad, totalmente necesidad.

Artículos relacionados


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *