El reconocido productor Eelke Kleijn lanzó su nuevo álbum, "Moments of Clarity", y sorprendió con melodías pegadizas y una serie de ritmos bien bailables. Un recorrido por un trabajo que, en palabras del DJ, “fue un proceso de dos años”.

Eelke Kleijn - Moments Of Clarity

El nuevo lanzamiento de Eelke Kleijn, a través de su sello DAYS Like NIGHTS, incluye 12 tracks que van desde el progressive house al tech house, con la presencia de ritmos bailables y de unas vocales con marcada presencia. El DJ estará en Córdoba el próximo mes y es muy probable que escuchemos algunos de estos tracks en ese momento.

El viaje comienza con “Maschine 1.0”, una apertura melódica y suave. Después, el productor holandés ya nos introduce en lo mejor de sus graves con “Lost Souls”, una pieza que está destinada a ser la derretida progre en varias pistas del mundo. Entonces, el disco nos invita bajar un cambio, a recordarnos que se trata de una obra, y conecta el track con “1000 Lights”, una pieza suave y relajada, con el ambient como bandera. Casi que parece música de películas.

The Calling”, un track que ya viene sonando en sus sets, vuelve a levantar ritmo y da inicio a lo más bailable y atrapante. Y desemboca en “Drive”, un track con atisbos de trance que ya nos mantiene atentos al sonido que Eelke Kleijn logró concretar en sus últimas producciones.

Glass Waves” vuelve a ofrecernos un clima tranquilo, otra realización serena y melódica, ideal para acompañar un instante de pausa. Y no es azaroso este orden: “Punta Cana”, el siguiente track, expresa lo más techno del disco. Graves sostenidos, kicks profundos, y un hi hat bien arriba que marca el ritmo. La pausa llega con un arpeggio loopeado, a modo de corte, que vuelve a levantar el track de más de 6 minutos. Son esos tracks que te hacen estallar a las tres y media, cuatro, cuando bailar es lo que más importa en la fiesta.

De Orde Van De Natch (Part 2)” nos envuelve nuevamente con progressive: unas vocales celestiales y una melodía armónica demuestran por qué el DJ viene cerrando sus sets con este track. Luego suena “Mojo’s Tale”, que es una introducción a “Maschine 2.0”, otro de los momentos más álgidos del disco. Tech House divertido, pero technoso, con sonidos perturbadores y con una bajada en el minuto 4 que te eriza los pelos.

Moments Of Clarity”, track que le da el nombre al lanzamiento, tiene un ritmo aplacado, solemne. En poco más de 6 minutos, Eelke Kleijn nos ofrece una canción, una pieza que no servirá para estallar la fiesta, pero sí para musicalizar algunos abrazos. Tiene un grave potente, para sentir en todo el cuerpo.

Y así llega Rene, la despedida, una caricia de cierre. Sintetizadores protagonistas, poco ritmo, y melodías distantes. Tiene un crescendo interesante, ideal para mezclar con otro track. Pero en este caso funciona como saludo, como epílogo de un álbum que demuestra la calidad del artista holandés.

El disco Moments of Clarity, entonces, cumple con el objetivo de hacernos pasar un buen rato. Estoy seguro que varios de estos tracks se van a escuchar en distintas pistas del mundo durante esta temporada. Y acá en Córdoba, también.

Artículos relacionados


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *