El DJ y productor español estuvo con Córdoba Beat en una entrevista exclusiva y habló de todo. Sus inicios, sus gustos en la música, la importancia de una escena local y mucho más.

  • Cómo te sentiste la noche de Frida Room en Córdoba? 

  • ¡Super! Muy bien. Le dije a todo el mundo: de todas las fechas que tuve en Sudamérica creo que has sido la más bestial. Increíble.

  • ¿Cómo te sentiste tocando en un formato club?

  • Así es como realmente me siento más cómodo. Estoy acostumbrado a veces también a tocar en sitios muy grandes, que no tienen tanta alma. Pero la disposición del club, la gente a los lados, la gente detrás, la gente delante también muy cercana, porque la cabina no está muy alta, tienes la energía de todos super cerca. No creo que exista ningún DJ que te diga que no le gusta esa forma de tocar. Es el formato favorito de todo el mundo, con toda la gente encima.
  • Pasaste del tech house y el techno a la música más melódica. ¿Cómo se dio ese cambio?

  • Realmente yo crecí con la música, como lo dice la palabra: como la música como tal. Mi padre estudió carrera de piano y yo tocaba piano desde pequeño y también toco batería desde los nueve o diez años. A la musicalidad la empecé a desarrollar en el 2010 a través de un remix que hice para the XX, “Crystalized”, que fue también otro hit. Eso hizo darme cuenta que se podía hacer música melódica, lo cual era lo que más me llenaba a mi, pero que también funcionaba en la pista de baile.Y también el poder trabajar con instrumentos, en el caso de bajo, guitarra, vocales, me abrió el campo bastante porque, claro, yo estaba acostumbrado a yo, mi ordenador, mis plugins, ni siquiera tenía tampoco muchos sintetizadores ni nada por aquella época. Entonces me abrió un poco campo y a partir de ahí fue un proceso lento pero constante de cultivar esa parte musical para lo que ha llegado a ser el día de hoy, con lo que estoy cómodo con la música que hago, que es 100% “yo”. No hay ningún tipo de influencias de nada, como lo podría haber habido hace siete u ocho años. Ahora directamente es lo que hay, si te gusta bien y sino también.

  • Estabas por estudiar en la Universidad pero lo dejaste todo para ser DJ, ¿cómo fue ese proceso?

  • Al final, yo creo que hay muchísima gente que no acaba haciendo lo que realmente quiere. Por esa edad, que es la edad más crítica, los 17 o 18 años que es cuando tienes que decidir lo que vas a hacer por el resto de tu vida básicamente, la mayoría de la gente no es lo suficientemente madura a esa edad para realmente decidir lo que va a hacer. Entonces dejan, por ahí, que sus padres u otra gente influya en esto pero yo creo que todo el mundo es bueno para algo. No tiene porque ser algo artístico, puedes ser fontanero y ser el mejor. Pero hay muchas veces que eso es frustrado por la sociedad, por cómo está montada. Ahora mismo tienes que estudiar una carrera, tienes que hacer algo y la gente acaba haciendo algo que no le gusta. Hace un trabajo que lo considera sólo un trabajo y no su pasión como tal. En mi caso fue bastante claro para mí. Yo tuve una época donde tuve como visiones, una cosa un poco rara. Me desperté un día que dije “no, hay algo aquí que no…, yo no quiero estudiar yo quiero dedicarme a la música”. Por suerte mis padres lo entendieron y lo apoyaron, porque yo sé que hay mucha gente que los padres a lo mejor, con esa edad, dices eso y te dicen “no seas tonto, quítate esas tonterías de la cabeza”. Pero en mi caso funcionó, yo me comprometí con ellos. Por qué, claro, no es el plan de “no voy a ir a la universidad, me voy a tirar aquí unos años haciendo nada”. Yo me comprometí con ellos a trabajar duro en eso y llegué a un acuerdo con ellos de que si en tres años yo no estaba viviendo de la música, volvía a la universidad. Yo tenía mi prueba de acceso, mi nota y todo perfecto para poder entrar otra vez. Pasaron más o menos 1 año y medio, dos años, ya estaba. Pero si no tienes ese apoyo, con esa edad, no tienes la capacidad por ti mismo de sobrevivir con todo. Invertir en un estudio es muy complicado, yo tengo amigos que tienen el talento y que no han podido hacerlo por su familia o porque no han tenido el apoyo que he tenido yo.

  • ¿Qué le dirías a alguien que está en esa misma situación?

  • El que no arriesga no gana y eso es así. La vida funciona así. La gente está acostumbrada a vivir en su zona de confort y lo más bonito de todo es salir de la zona de confort. Es arriesgado, es jodido, hay mucha competencia y hay mucho trabajo que hacer pero todo el mundo, y más en esto de la electrónica, puede llegar a conseguirlo. Porque hay mucha gente que no tiene el talento musical como tal, pero sí tienes la persistencia, y con la persistencia también se puede llegar muy lejos en esta carrera. Si encima tienes el talento y la persistencia, te los fundes a todos.
Seguinos en nuestras redes sociales:
Instagram: @cordoba.beat
Facebook: Córdoba Beat

Artículos relacionados


Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *